Real Oviedo | Nuria: «Cada partido para nosotras es una final»

Nuria Rodríguez, jugadora del Real Oviedo./HUGO ÁLVAREZ
Nuria Rodríguez, jugadora del Real Oviedo. / HUGO ÁLVAREZ

La jugadora maña reconoce que no hay «margen de error» ante ningún rival

MARÍA SUÁREZ

La guardameta del Real Oviedo, Nuria Rodríguez, analizó el estado de forma del equipo y sus sensaciones personales bajo palos justo antes de visitar Mareo (domingo, 12:15 horas). La jugadora azul es consciente de que no hay margen de error tras la derrota ante el Dépor y señala que en una Liga tan apretada, cada partido «es una final» cuando se lucha por el primer puesto de la tabla.

La maña, que jugó el partido de la primera vuelta ante el Sporting, espera un partido «muy intenso» ante las rojiblancas, y aunque admite que la rivalidad existe, matiza que para las carbayonas es un partido a afrontar como si fuese cualquier otro rival.

En lo personal la portera reconoce estar aprendiendo cosas que nunca antes había trabajado y se muestra contenta con su mejoría diaria, algo que no es gratuito sino a base de «mucho esfuerzo». Nuria, que rivaliza con Sara por un puesto en portería, insiste en que la competencia es «muy sana» y señala que en su caso aún le falta sacar «su mejor versión» en los partidos, motivo por el cual trabaja «más aún».

Recuperar la puerta a cero y el volver a anotar después de crear tantas ocasiones han sido dos aspectos que destaca la portera del último choque ante el Atlético Arousana. La propia Nuria reconoce que ser portera del Real Oviedo supone tener «una concentración máxima» durante los noventa minutos dadas las pocas ocasiones que le generan al equipo.

Victoria que deja muy buenas sensaciones la conseguida el otro día ante el Atl Arousana, ¿está el equipo volviendo a su mejor versión tras el palo de la derrota ante el Depor?

Sí, el equipo está muy concienciado y cada partido para nosotras es una final. No podemos dejar ningún punto por el camino si queremos seguir vivas en el pelea por el objetivo, y a partir de ahora todos partidos son importantes para nosotras, no tenemos margen de error.

¿Cómo te has encontrado sobre el césped en este tramo de la temporada en el que has sido titular? ¿Cómo es la competencia en la portería?

Por ahora me siento muy a gusto entrenando, desde que llegué siento que voy mejorando día a día, y eso es muy importante, pero creo que me falta sacar la mejor versión de mí en los partidos y tengo ganas de ello, eso me hace trabajar aún más. La competencia con Sara es muy sana, las dos estamos viviendo una experiencia que nos está cambiando en todos sentidos y nos apoyamos la una a la otra, que es muy importante, para nosotras y para el equipo.

Tuviste que salir tras la lesión de Sara y desde entonces jugaste todo hasta este fin de semana, ¿con qué partido a título personal te quedas y con cual a nivel colectivo?

Quizá me quede con ese partido, por la situación en la que me tocó salir y por cómo lo llevé. Si bien antes decía que aún me falta por sacar en los partidos, pienso que poco a poco lo voy haciendo, y me voy sintiendo más a gusto, al final para un portero la continuidad es importante y te da más confianza.

A nivel colectivo me quedo con el partido que jugamos tras las navidades, frente al Victoria CF, ya que recuperamos nuestra mejor versión y volvimos a hacer lo que sabemos.

¿Qué rol juega la portera en el juego del Oviedo? ¿Es una perspectiva fundamental la que se tiene desde la meta?

Ser portera de este equipo tiene mucha responsabilidad. Por partido nos generan muy pocas ocasiones, y eso te obliga a estar viva los 90 minutos, si te llegan una vez tienes que estar preparada y no es tarea fácil, la concentración tiene que ser máxima, sea cual sea el resultado, ya que para el equipo es importante mantener la portería a cero. Sin duda es una perspectiva fundamental, nosotras vemos todo de cara y no podemos dejar de dar información y sobretodo transmitir a nuestras compañeras.

Este domingo el equipo volvió a lograr mantener la portería a cero, algo que no pasaba desde el primer partido de diciembre ante el Oceja, ¿es un objetivo que hace al equipo más sólido? ¿blindar su portería?

No encajar goles es muy importante para todo el equipo, y nos inciden mucho en ello. Llevábamos unos cuantos partidos encajando y son por fallos nuestros que tenemos que matizar, pero sin duda cada partido nuestro objetivo es dejar la portería a cero.

Es una liga muy apretada, ¿se ha pasado ya la resaca de perder en el duelo directo ante el Dépor? ¿se piensa ya en sumar todo lo posible para llegar con opciones de igualar al partido de esta segunda vuelta?

El partido del Dépor está olvidado, debemos hacer borrón y centrarnos en lo que nos viene, en ir cada partido a sumar y no dejarnos ningún punto, sin estar pendiente de nadie más que de nosotras mismas, por ahora ese es nuestro camino y cada partido a partir de ahora tiene la misma importancia, sea cual sea el rival y su posición en la clasificación.

¿Haber ganado de nuevo de manera abultada hace recuperar la confianza también en lo que a acierto se refiere?

Si, sin duda. Somos un equipo que genera muchas ocasiones y quizá últimamente nos faltaba materializar, pero estamos trabajando en ello.

Tú ya sabes lo que es jugar un derbi y también ganarlo, ¿qué partido esperas en este de la segunda vuelta?

Espero un partido muy intenso, fuera de que es un derbi, por el objetivo de cada equipo, como he dicho antes para nosotras es una final más.

Hay distancia entre ambos, y peleáis por cotas diferentes, pero, ¿se palpa igualmente la rivalidad?

Es primera vez en mi caso que juego un derbi asturiano, y la rivalidad está ahí, pero nosotras lo afrontamos como un partido más, pienso que tanto si fuese el Sporting como otro rival tendríamos que afrontarlo de la misma manera.

¿Cómo has evolucionado en lo personal desde tu fichaje por el Oviedo? ¿Cómo te encuentras en el club y en la ciudad?

Desde que llegué aquí estoy aprendiendo cosas que nunca había trabajado y matizando también muchísimas cosas y manías que traía de antes. Al final yo venía de trabajar cosas muy distintas y adaptarme a la forma de trabajar que tienen aquí se me hizo difícil, pero ahora estoy muy a gusto. Siento que voy mejorando día a día y eso es muy gratificante, eso si, con mucho esfuerzo.

Estar aquí es una oportunidad y una experiencia muy buena. En el club cada vez estoy más contenta, las compañeras saben que estoy muy lejos de casa y me lo están haciendo todo muy fácil, están muy pendientes de mi y es algo que tengo que agradecerles.