Gijón FF | Noemí: «Siempre tuve la espina clavada de jugar al fútbol»

Gijón FF | Noemí: «Siempre tuve la espina clavada de jugar al fútbol»

La jugadora teyera debuta como futbolista tras casi dos décadas de carrera en el Balonmano Gijón

MARÍA SUÁREZGijón

La extremo del Gijón FF, Noemí Fernández Maojo, sabe bien lo que es competir a alto nivel después de defender durante 18 años en el Balonmano Gijón. Este año ha tomado la alternativa en el fútbol, un deporte que tenía cual «espina clavada» por no haber podido practicar y en el que ha debutado de mano del conjunto teyero, nada más y menos que en la Segunda División.

La gijonesa, que tuvo que dejar el balonmano por estudios y trabajo, lleva cuatro años compitiendo también al pádel. El fútbol ha supuesto un cambio grande para la deportista, que ve amplias diferencias técnicas y tácticas, pero también el escenario idóneo para aplicar el temple que ha adquirido jugando al balonmano. La jugadora, que reconoce sentirse cómoda en banda -tanto en ataque como en defensa-, reconoce haber adquirido una nueva visión de juego desde viste la camiseta del Gijón FF.

Noemí, que empezó en el filial, ha acabado por hacerse un hueco con el primer equipo en las convocatorias de Valdés. Para la futbolista ha sido especialmente importante la buena acogida en ambos vestuarios, ya que empezar en el B le permitió ir rodándose para la exigencia de una Segunda División en la que la diferencia de intensidad es «abismal». En las últimas jornadas el técnico le ha pedido confianza en sí misma y tranquilidad sobre el campo, algo que le ha valido ya para gozar de minutos ante rivales como Sárdoma, Racing, Dépor u Oceja.

-Es tu primer año en el Gijón FF, ¿es también el primero en el fútbol o ya habías competido antes? ¿cuál ha sido tu trayectoria deportiva?

-Es mi primera temporada en el fútbol. Anteriormente había jugado 18 años a balonmano y llevo ya cuatro en pádel.

-¿Qué te llevó a cambiar el balonmano tras casi 20 años de carrera en él por el fútbol?

-El balonmano de competición lo tuve que dejar hace ya 4 años por motivos laborales y los estudios. Siempre tuve una espina clavada de querer jugar al fútbol, este año tuve la oportunidad de quitarla y aquí estoy.

-¿Cómo ha sido ese cambio? ¿Qué te ha aportado el fútbol y qué has aportado tú a este deporte de tu experiencia en el balonmano?

-El cambio ha sido grande, son deportes bastante opuestos en cuanto a técnica tanto como en táctica. El fútbol me ha aportado otra visión de juego y mi experiencia en el balonmano me ha servido sobre todo en el temple y la gestión de los nervios en diversas situaciones.

-Empezaste con el B, pero ya estás de continuo trabajando con el primer equipo... ¿cómo ha sido esa evolución?

-Totalmente positiva, en ambos vestuarios me encontré muy buena acogida y me ayudaron a aprender deportivamente en todo. El empezar con el B me permitió ir cogiendo poco a poco minutos y rodaje, ahora en el A la diferencia de categoría es abismal, por lo que el nivel de exigencia es aún mucho mayor.

-¿Qué te pide Valdés sobre el campo? ¿Notas la confianza del cuerpo técnico en este tramo de Liga?

-Sí, básicamente lo que me pide cuando salto al campo es que lo haga con tranquilidad y seguridad en mi misma.

-¿Qué es lo que más te ha costado y cuál la faceta de juego en la que te sientes más cómoda?

-Lo que más me ha costado quizás sea cambiar el chip en el sistema de juego, que como mencionaba anteriormente, es totalmente opuesto en el balonmano. La faceta en la que me encuentro más cómoda es en la banda, ya sea defensiva como ofensivamente.

-Lástima no ganar al Sárdoma después de poneros 2-0 arriba, pero buen punto igualmente ante un equipo que ha cuajado una buena segunda vuelta, ¿cómo fue el partido? ¿qué sensaciones os deja?

-Nos deja una sensación agridulce, se hizo un buen partido y se jugó bien, pero el deporte a veces no es justo y con un poco de infortunio en dos acciones nos empataron.

-¿Qué partido esperáis ante el Oviedo ahora que visitáis el Díaz Vega en uno de sus momentos más irregulares?

-Será un partido duro y difícil, nosotras vamos a hacer nuestro trabajo y salir a por todas intentando volver con los tres puntos, no se lo vamos a poner fácil al Oviedo.

-¿Cómo afrontáis este tramo final? ¿No tener que pelear por la permanencia os está permitiendo disfrutar un poco más de los puntos que ya habéis conseguido?

-No tener la presión continua de un descenso detrás de la espalda siempre ayuda a disfrutar un poco más y permite trabajar el bloque de forma idílica de cara a la próxima temporada.