Lorena de Castro: «Mi objetivo es subir al Sporting a Primera B»

Lorena de Castro./Paloma Ucha
Lorena de Castro. / Paloma Ucha

La vallisoletana reconoce que la apuesta del Sporting por ella fue «toda una alegría»

MARÍA SUÁREZ

La nueva jugadora del Sporting, Lorena de Castro, lleva solo unos días en Mareo pero ya le han servido para testar la unión y el buen ambiente del vestuario. La centrocampista, que viene a aportar «veteranía y experiencia», no encontró lo que esperaba a título personal y profesional en el SPA Alicante y se incorpora ahora al Sporting con el objetivo de crecer como futbolista y subir al equipo a Primera B.

De Castro, que destaca en el juego aéreo, en la finalización y en la visión de juego, trabaja ya para ponerse al nivel del grupo físicamente y explica que este cambio de aires tiene como fin buscar «un buen proyecto en el que crecer», algo que para ella representa el Sporting dada su estructura.

La centrocampista está encantada con la exigencia que ve en el cuerpo técnico y advierte que esa filosofía de trabajo es justo lo que se necesita para cumplir un objetivo como el ascenso. La jugadora, que no completó la primera vuelta con su equipo por cuestiones extradeportivas, volvía esta temporada tras una grave rodilla de lesión de la que ya no hay rastro y tras la que ha ratificado sus buenas sensaciones.

La sportinguista llega a tiempo para apoyar a sus compañeras en un choque, el derbi ante el Real Oviedo, de cuya trascendencia y rivalidad es consciente. Un partido que vale los mismos puntos que el resto pero que se nota que el vestuario «tiene muchísimas ganas de jugar».

- ¿Cómo han sido estos primeros días en la dinámica del Sporting?

- Estoy muy contenta. El club me está facilitando mucho las cosas para que me adapte lo antes posible al equipo y para que me sienta como en casa. No me está costando volver a la rutina porque tenía muchas ganas. Vengo con muchas ganas de trabajar.

- Llegas en una semana un tanto particular, la del derbi ante el Real Oviedo, ¿te ha dado tiempo a ver qué, aunque son los mismos tres puntos, este choque tiene una trascendencia especial?

- Sí, es una rivalidad de sobra conocida en el fútbol y que, además, se percibe enseguida. Aunque en juego habrá los mismos tres puntos que otras jornadas este es un partido diferente por esa rivalidad existente, también en el fútbol femenino. En el vestuario se nota que hay muchísimas ganas de que llegue el partido, todas queremos jugar todos los fines de semana, pero ésta, más aún.

- ¿Qué te lleva a cambiar de aires en el mercado invernal?

- En Alicante, por desgracia, no estaban saliendo las cosas como a todos nos hubiese gustado. Llegué en verano con una idea de crecimiento personal y profesional que no se estaba dando, y sentía que necesitaba un cambio para poder seguir creciendo como futbolista.

- ¿Y por qué el Sporting?

- Todos sabemos el tipo de estructura que es el Real Sporting; que apostara por mí un club tan grande es una alegría. Me decanté por venir aquí porque creo que es un buen sitio para desarrollarme y que hay un buen proyecto para crecer.

- ¿Qué sabes de la campaña que vienen haciendo tus nuevas compañeras?

- Creo que la trayectoria está siendo buena a pesar de que antes de navidades hubo un bajón contra rivales directos que están buscando el mismo objetivo que nosotras. En el vestuario es algo que ya está olvidado, el equipo ha conseguido levantar la cabeza y volver a la senda de la victoria con las tres que ha conseguido de manera consecutiva. Ojalá este fin de semana podamos volver a sumar de nuevo los tres puntos.

- ¿Cómo ha sido el primer contacto con vestuario y cuerpo técnico?

- Muy positivo. El vestuario está formado, en general, por gente joven, y percibo un grupo muy unido, que me ha acogido muy bien y en el que estoy muy agusto. Con el cuerpo técnico no puedo tener ninguna queja, me ha recibido con los brazos abiertos y, además, he notado desde el primer día que el trabajo que se hace en los entrenamientos es muy exigente, y eso me gusta. Creo que es lo que se necesita en la categoría, y más cuando tienes un objetivo como el nuestro.

- ¿Cómo ha sido tu primera vuelta con el SPA Alicante?

- No llegué a completar la primera vuelta, debido a una serie de problemas extradeportivos que surgieron junto a los malos resultados. Durante la pretemporada y en los partidos que disputé las sensaciones a nivel individual fueron positivas, porque me encontraba en un buen estado de forma. Venía de una grave lesión de rodilla que me tuvo bastante tiempo apartada de la competición y, aun así, las sensaciones fueron buenísimas.

- ¿Con qué sensaciones te encuentras?

- Me encuentro con muchas ganas de retomar esa dinámica y de encontrarme con mi mejor fútbol. Después de mi baja en el SPA y hasta mi fichaje por el Sporting estuve un tiempo parada, y estoy un poco por debajo del nivel del grupo físicamente, pero estoy trabajando para ponerme a la altura de mis compañeras cuanto antes y estar disponible en cuanto pueda para poder ayudar al equipo.

- ¿Cómo te definirías? ¿Qué tipo de futbolista incorpora el Sporting a su mediocampo?

- Soy una jugadora fuerte en el juego aéreo, con buena finalización y con buena visión de juego. Me gusta el juego combinativo e intento sacar el balón jugado siempre que se puede. Además, me considero una futbolista con carácter y creo que puedo aportar experiencia y veteranía, ya que llevo muchos años jugando en esta categoría.

- ¿Cuáles son tus objetivos para esta segunda vuelta?

Mi objetivo personal es aportar el máximo al equipo y poder seguir creciendo como futbolista. Aunque mi objetivo primordial es que el equipo consiga meterse en Primera B. Es para lo que he venido.

- Llegas en propiedad, ¿tu idea es asentarte en Gijón de cara al futuro?

- Por ahora he firmado solo hasta final de temporada. Ojalá consigamos el objetivo de entrar el Primera B y pueda seguir aportando aquí mi granito de arena, pero es algo en lo que no pienso ahora, ya que no se sabe lo que pasará el día de mañana. Solo tengo en mente trabajar para estar cuanto antes al 100%, que es lo que queremos todos.

- En esa pelea por ascender a la Primera B, ¿ves diferencias entre hacerlo en el grupo en el que estabas con el SPA Alicante y hacerlo en el que compiten los equipos asturianos?

- Un poco, quizá porque el objetivo del SPA era jugar otra vez el play-off de ascenso a la Liga Iberdrola, ya que llevaba disputándolo cuatro temporadas seguidas. Pero, a día de hoy, y según se han dado las circunstancias, no creo que haya muchas diferencias, ya que los dos son grupos en los que los seis primeros puestos están muy reñidos y la pelea por entrar en la Primera B está muy complicada, porque es lo que queremos este año la mayoría de los equipos.