El Rodiles no baja el ritmo y se impone a domicilio

El Rodiles no baja el ritmo y se impone a domicilio

Las maliayesas sumaron de tres en un choque que tuvieron que pelear hasta el final

MARÍA SUÁREZ

El Rodiles FS derrotó al CD Orvina en su primer partido del año (2-3) y lo hizo peleando el resultado hasta el final del encuentro. Las asturianas confirman las buenas sensaciones con las que acabaron el 2018 y meten tres puntos más de distancia con el descenso, que queda ahora a 13 puntos del conjunto maliayés.

Las de Villaviciosa comenzaron dominando un encuentro en el que se adelantaron pasados los diez minutos de juego con un tanto de Jessi. La cierre sorprendió a la portera contraria y adelantó a las suyas con un potente disparo desde fuera del área que estrenaba el marcador visitante.

El empuje del Rodiles volvió a encontrar el premio del gol un minuto después. En esta ocasión fue Romina la encargada de batir a la portera contraria con disparo acertado escorado desde la banda.

Antes de cumplirse el cuarto de hora de juego, tenía que intervenir Rosana para evitar que una cesión acabara con un balón dentro de la portería maliayesa. Esos minutos de locura acabaron con un tanto del Orvina, justo en el minuto quince, con el que las navarras recortaban distancias aprovechando que se abría la barrera ofreciendo hueco para el disparo.

El Rodiles solventó los últimos minutos de la primera parte con éxito, ya que fue el Orvina quien en este último tramo del primer periodo se vino arriba y se hizo con el control del partido.

Las maliayesas salieron de nuevo al parqué con la idea de volver a dominar el ritmo del partido, pero el juego siguió deparando ocasiones para ambos equipos. Ninguno logró culminar sus ocasiones hasta la media hora de juego, cuando las de Santi Tuero volvieron a ver puerta y a ampliar distancias en el marcador. Fue tras una recuperación de Paula Alonso, quien combina con Jessi para que esta ponga un pase medido que habilita a María Paje para marcar. El ala visitante disparó ajustado al palo y puso el tercero en el marcador de las suyas.

Tuero intentó calmar el partido, que se volvió un intercambio de contras entre uno y otro equipo, y las suyas intentaron aumentar distancias pero la guardameta del Orvina interceptó sendos disparos de María Paje y Nerea.

Las visitantes afrontaron los últimos minutos con la amenaza de las cinco faltas, y el Orvina se estrelló contra el palo a dos minutos del final en su intento por meterse en el partido. Las locales vieron puerta a treinta segundos del final, pero sólo les sirvió para maquillar el resultado ya que, sin tiempo para más, los tres puntos se fueron rumbo a Villaviciosa.