El 'soccer' de EE UU ficha a Cheza

El 'soccer' de EE UU ficha a Cheza
La portera Cheza, delante del estadio Carlos Tartiere. / MARIO ROJAS

La guardameta del Real Oviedo Femenino hace las maletas para enrolarse en el Northfield Mount Hermon de Massachusetts

MARÍA SUÁREZ

La exitosa trayectoria de la guardameta Maria Echezarreta, 'Cheza' (Avilés, 2001) en el fútbol asturiano tenía un objetivo muy marcado y es ahora, con 16 años, cuando la joven portera puede cumplirlo: la próxima temporada jugará y estudiará en Estados Unidos. Este recorrido, que le ha hecho prepararse al más alto rendimiento y defender las porterías de equipos como el Femiastur o el Real Oviedo, lleva ahora a esta avilesina a enrolarse en el Northfield Mount Hermon de Massachusetts.

«Sabía que tenía que pelear muchísimo para lograr este sueño y no pienso desaprovecharlo», comenta la guardameta, consciente de que estas oportunidades «tocan sólo una vez a tu puerta». 'Cheza', como se la conoce deportivamente, reconoce que con su corta edad tiene «margen de maniobra y tiempo a volver a casa», pero no por ello la decisión de cruzar el charco ha sido más fácil de tomar tras rozar el ascenso a la Liga Iberdrola con su equipo, el Real Oviedo. «No hubo decisión definitiva hasta después de caer en el 'play off', pero, aun ascendiendo, mi elección habría sido la misma porque siento que tengo que intentarlo. Es algo que llevo soñando desde pequeña», confiesa la exjugadora carbayona.

Respecto a su equipo, la portera solo guarda palabras de agradecimiento y, aunque deje un hueco difícil de cubrir bajo palos, la avilesina tiene claro que llegan dos porteras «con la fuerza y la ilusión necesarias para defender la portería azul». «Espero conocerlas antes de irme y desearles mucha suerte. El club me ha apoyado en todo momento, me han dejado las puertas abiertas para volver y ha sido un lujo contar con ellos a la hora de cumplir este sueño», explica la jugadora.

Sin fecha de vuelta

Para ella volver a casa siempre será una posibilidad, pero la primera de sus opciones pasa por no ponerle fecha de regreso a su aventura en el 'soccer' americano. «Tengo que ver si allí consigo lo que quiero, tengo ganas de ver mundo y volver con gran sabor de boca, sabiendo que he estado en todos los sitios», comenta la propia Cheza. Con una madurez inusitada para su edad, la asturiana explica que su objetivo no pasa por trabajar a corto plazo sino que sus pasos se encaminan a labrarse un futuro profesional en el fútbol femenino. «Espero pelear la liga con el colegio y conseguir las notas que pretendo en los estudios. Las exigencias siempre me las he puesto yo misma. Sé que ha habido interés de equipos de Primera División alguna vez, pero para optar a ellos hay que acumular la suficiente experiencia», contextualiza la joven jugadora.

Cheza, que ha contado desde pequeña con el apoyo de unos padres a los que no les gustaba el fútbol, insiste en su receta para superarse: «Nunca debes dejar de luchar por tus sueños, has de rodearte de gente que merezca la pena y recordar siempre lo mucho que disfrutas haciendo lo que haces».