Sporting | Sheila: «Todo el mundo quiere el balón en este Sporting»

Sporting | Sheila: «Todo el mundo quiere el balón en este Sporting»
Sheila posa en Mareo en los momentos previos del entrenamiento. / PALOMA UCHA

La rojiblanca paró un penalti ante el Victoria que evitó que las suyas volvieran a verse por debajo en el marcador y sentó la base de una contundente victoria (0-4)

MARÍA SUÁREZ

La guardameta del Sporting de Gijón, Sheila Casasola, se ha hecho con la titularidad bajo palos y afronta esa responsabilidad con motivación y confianza, la misma con la que ha esperado su oportunidad. Casasola, que desde atrás ve de manera privilegiada el esquema de su equipo, señala que el conjunto sportinguista está conformado por jugadoras «de mucha calidad» y que es un equipo en el que «todo el mundo quiere el balón».

Para la rojiblanca, lo mejor del grupo -además de su apuesta por la circulación del balón- es la seguridad que transmite el hecho de que siempre se deje todo el césped. Sheila, que tiene claro que el objetivo es el ascenso y que verse en esos puestos motiva, señala que el afán por sumar de las gijonesas se dé como se dé el partido, acaba viéndose reflejado en la tabla.

La avilesina, que paró un penalti con el empate a cero en el inicio del encuentro ante el Victoria FC, explica que en las penas máximas hay que aguantar lo máximo posible y decidirse por un lado, y afirma que tuvo «suerte» en esa elección. Esta semana toca otro rival directo, el Atlético Matamá (domingo, 12:30 horas) y el objetivo sigue siendo el mismo: ser ellas mismas y cometer los menos errores posibles.

- ¿Qué sensaciones os dejó el triunfo ante el Victoria FC?

- Pues es una victoria que nos deja muy contentas, porque era un rival directo y que en ese momento estaba por encima de nosotras en la clasificación. Era difícil conseguir esos tres puntos.

- Otra vez se os pudo complicar de inicio, pero el equipo se repuso... gracias a tu intervención, que evitaste el primer tanto ¿cómo fue ese momento?

- Pues fue un poco raro porque éramos nosotras las que estábamos atacando y manteniendo la posesión cuando en una contra ejecutada por ellas nos pitaron el penalti. Por suerte acerté el lado y conseguí pararlo. Al final en un penalti se trata de aguantar lo máximo posible y decidirte por un lado, por lo que puede decirse que tuve suerte...

- Lo que tiene el bloque es un potencial arriba que queda patente en cada partido, ¿da seguridad a la hora de tener herramientas para solventar cualquier situación?

- Da mucha seguridad el equipo en general, todas son jugadoras de mucha calidad y que lo dan todo en cada partido por conseguir los tres puntos que hay en juego. Todo eso es algo que al final se acaba reflejando en la clasificación.

- Tú mejor que nadie percibes cómo se ordena el equipo sobre el césped, ¿cómo funciona el equipo? ¿Circula más el balón por el mediocampo que otras temporadas?

- Esa es precisamente nuestra manera de jugar; al final lo que queremos es tocar el balón y que circule hasta encontrar huecos y crear las jugadas de ataque que nos permitan meter gol. Todo el mundo quiere el balón, y eso hace que sea fácil circular el juego de un lado a otro.

- ¿En defensa ha evolucionado el equipo desde el principio de temporada?

- Creo que hemos evolucionado todas muchísimo desde el principio, veníamos unas cuantas de otros equipos, otras que subían del B y al final necesitábamos tiempo para ir adaptándonos las unas y las otras.

- No empezaste la temporada de titular, pero eso no impide que te veamos con confianza bajo palos, ¿como te encuentras a título personal?

- Este año hay mucha competencia en la portería y a mí eso me gusta porque implica que tienes que trabajártelo mucho para tener minutos. A día de hoy me siento con mucha confianza, la que me dieron siempre mis compañeras y entrenadores para seguir trabajando y sumando al equipo.

- ¿Qué es lo más complicado de estar preparada para cuando surja la oportunidad de jugar?

- El hecho de ver los partidos desde el banquillo, sobre todo cuando el equipo está en situaciones complicadas. No poder estar en el campo en esos momentos para ayudar es lo más difícil. Pese a todo siempre lo afronto con las máximas ganas, por si tengo que salir aunque sea para cinco minutos.

- ¿Cómo afecta a una portera no tener ritmo de competición cuando le llega ese momento y cómo te preparas?

- Físicamente siempre estás preparada porque entrenas a un ritmo muy alto para intentar ganarte el puesto, y, cuando te toca jugar, ese apoyo y esa confianza que te dan las compañeras hace el resto para no ponerte nerviosa y hacer un buen partido.

- Se aprieta la competición, y de nuevo un partido ante un rival que acecha en los puntos... ¿Qué esperáis de ese partido ante el Atlántida Matamá?

- Sabemos que es un partido difícil pero en esta competición no hay partido fácil y tenemos que dar el 100% siempre. Al final en este partido ganará el equipo que cometa menos errores, y espero que seamos nosotras...

- Es anecdótico a estas alturas de temporada, porque es pronto, pero... ¿motiva más estar en puestos de ascenso? ¿Os anima a conseguir el objetivo?

- Es nuestro objetivo el quedar en puestos de ascenso y es cierto que motiva mucho el estar ahí, pero aún queda mucho y tenemos que seguir trabajando a este ritmo para conseguir el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos