El sueño de los Juegos Olímpicos

La Selección Española selló su billete para el Mundial de Francia de forma autoritaria, con un pleno de victorias en sus ocho duelos de fase de clasificación y números que plasman su solvencia. El conjunto dirigido por Jorge Vilda anotó en ese período 25 goles y solo concedió dos para reflejar la evolución de un grupo en el que el técnico madrileño introdujo savia nueva tras hacerse con las riendas.

La competición en territorio francés elevará la exigencia y será un buen termómetro para medir los avances de una selección que tomará parte en la máxima competición futbolística a nivel internacional con un aliciente añadido, el pasaporte para los Juegos Olímpicos del próximo año en Tokio. Para lograrlo, deberá finalizar la cita mundialista entre las tres primeras selecciones europeas. Con la proclama de ir paso a paso, el conjunto dirigido por Vilda luchará por superar un grupo en el que al choque inaugural de Sudáfrica le seguirá el escollo alemán el miércoles y un duelo frente a China el lunes 17.