Davo llega al Marino con el objetivo de «ganarme el puesto y ayudar al equipo»

Davo en la portería. /
Davo en la portería.

El portero reconoce que tras un amargo final de temporada en el Avilés ha recuperado la ilusión con la etapa que inicia

F. J. ÁLVAREZ LUANCO.

David Armengol González, Davo, portero de 1.82 y 75 kilos, que pasó por las categorías inferiores del Real Oviedo, el Lealtad y las últimas cuatro temporadas en el Real Avilés, se comprometió el lunes con Marino por una temporada y ayer fue presentado en Miramar. El nuevo guardameta tenía claras sus razones para firmar en Luanco: «El Marino es un club que siempre está arriba en la Tercera División y ha jugado muchas temporadas en Segunda B, por lo que es un equipo fuerte de Asturias, han apostado por mí y estoy muy contento».

Davo tenía informes propios y de compañeros para embarcarse en el proyecto marinista: «Jandrín y Álex Arias me han hablado muy bien del club y Boris, al que tendré de compañero, también». Llega con el objetivo de ganarse el puesto de titular: «En el Avilés me he sentido importante, aunque durante dos años no he jugado tanto como quisiera, sobre todo esta temporada. Tengo ganas de jugar, de demostrar que soy un buen portero y de estar arriba otra vez». Sobre la casualidad de que Argüelles vuelva a ser su preparador de porteros dijo que es «perfecto, he trabajo muy bien con él y vendrá con muchas ganas»

Todavía no conoce quien va a ser su rival por lograr la titularidad en la portería: «Todo portero que ficha por un equipo quiere ser titular, habrá otro compañero que luchará conmigo por el puesto, pero lo daré todo desde la pretemporada para convencer el míster de que puede confiar en mí para defender la portería».

«En la zona alta»

En cuanto a las aspiraciones del Marino, Davo dice que «vengo con la idea de que Luis Gallego y el cuerpo técnico van a fichar gente de calidad y a partir de ahí hacer un buen vestuario. Una buena relación entre los compañeros es clave para estar en la zona alta de la tabla».

Sobre la potente categoría que se va a encontrar subraya que posiblemente será una de las más fuertes de los últimos años, algunos equipos están fichando muy bien y pelearán por los puestos de 'play off ' y seguro que el Marino será uno de ellos entre muchos candidatos para estar arriba». Pasa de representar a una ciudad a un concejo más pequeño: «Este club es más familiar y esto también atrae a cualquier futbolista, porque se puede entrenar a gusto y con tranquilidad».

Sobre su nuevo entrenador, Blas García, reconoce que «no lo conozco personalmente, pero tengo referencias de otros jugadores que me han hablado muy bien de él y creo que puede aportar muchas cosas al club y ojalá entre todos nos vayan bien las cosas».

Y sobre su experiencia en el Avilés, David tiene un mal sabor por lo sucedido este año: «Me fui con una sensación muy amarga, estuve muy a gusto con los compañeros y con la afición, pero tras la última mala temporada, con problemas dentro y fuera del campo, salí muy dolido por todo lo que pasó».

 

Fotos

Vídeos