El Marino presenta a Pablo Hernández y Álvaro Viña y busca un delantero

Pablo Hernández y Álvaro Viña, ayer en Miramar. /
Pablo Hernández y Álvaro Viña, ayer en Miramar.

El centrocampista y el atacante asturianos se vistieron de largo, como harán mañana Dani Laviana y Argüelles

F. J. ÁLVAREZ LUANCO.

El Marino de Luanco presentó ayer en Miramar a dos de sus fichajes para esta temporada: el centrocampista Pablo Hernández y el delantero Álvaro Viña, ambos naturales de Candás. Mañana será el turno del meta Dani Laviana y del entrenador de porteros José Luis Argüelles.

Hernández, de 31 años, cumplirá su segunda etapa en el Marino, donde ya había estado tres temporadas en Segunda B. La pasada campaña realizó una gran labor en el Condal, con el que se proclamó campeón de Tercera y regresa al conjunto luanquín con mucha más confianza.

«Me llamó Luis Gallego y fue una decisión difícil, porque tuve un año muy bueno en Noreña. Aun así, por sensaciones decidí venir otra vez a Luanco», explica el mediocentro. «El Marino ha estado muchos años en la categoría y volver a Segunda B es un reto, pero no hay que obsesionarse con el ascenso. Primero hay que meterse entre los cuatro primeros, y luego en la 'liguilla' a ver si tenemos fuerzas y logramos cambiar de categoría. Paso a paso».

Por su parte, Álvaro Viña tiene 20 años y esta temporada buscará seguir creciendo como futbolista tras pasar por el Real Avilés juvenil -llegó a debutar en Segunda B con 17 años-, Candás y Mosconia. «Me llamó Luis Gallego para formar parte de este proyecto y estoy muy ilusionado», comenzó.

Blas García fue su entrenador en el Mosconia la pasada temporada y «le tengo mucho aprecio. Es un gran entrenador y estoy muy contento de que vuelva a confiar en mí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos