Casillas: «Los pitos a Luis Aragonés antes de ganar fueron excesivos»

Casillas celebra una jugada con el Oporto. /
Casillas celebra una jugada con el Oporto.

«A día de hoy pienso 'lo va a meter'», señala sobre la parada a Robben en la final del Mundial de Sudáfrica

COLPISAMADRID

«La gente no tiene que olvidarse de que en Murcia, en Oviedo, en Cádiz... hubo una cantidad de pitadas. Lo merecíamos, pero con Luis (Aragonés) fue excesivo», aseguró el portero del Oporto Iker Casillas sobre su época en la selección española antes de ganar la Eurocopa. «Era una selección con diez jugadores que no venían con asiduidad. Pensábamos que a las primeras de cambio nos tiraban. Fuimos pasando y tras pasar Italia, la ronda de sufrimiento, éramos campeones de Europa. Sabíamos perfectamente que íbamos a ganar aunque los quince primeros minutos de la final fueron desastrosos hasta un remate al palo de Fernando Torres», rememoró.

«En la primera final de la historia del fútbol español en un Mundial recuerdo ocasiones muy claras. A día de hoy sigo viendo que (Robben) iba solo y pienso 'lo va a meter, lo va a meter'. Me pasaron por la cabeza mil cosas y decidí aguantar hasta que viniese», declaró en TVE sobre su duelo con el zurdo de Países Bajos en Sudáfrica.

«Mi relación fue normal con él. Conseguimos un plus, que es empezar otra vez a competir», dijo el guardameta sobre su época a las órdenes de José Mourinho. «Más que desastre o detonación de nuestra relación, puede ser que empiece en la segunda temporada. En el Camp Nou suceden un par de cosas, como lo que ocurrió con Tito Vilanova. Pero yo también tengo una selección, soy patriota y había momentos en que había mucho fricción entre los jugadores del Barça y del Madrid», explicó. «Yo hablé con Xavi y con 'Puyi', pero no sonó a 'lo siento'. Yo dije: 'como sigamos así nos cargamos el fútbol español'», reveló en su casa de Portugal durante una entrevista concedida a Bertín Osborne.

«Aunque ganamos la Liga de los récords había sido un año difícil pero mi relación había sido buena con él. Hablábamos y fenomenal. Cuando eliminamos a Portugal nos enviamos mensajes de coña. Empieza a cambiar a raíz de que el equipo no va bien en la temporada 2012-2013», aseguró. «Yo no puedo decir nada, él es el entrenador y puede hacer lo que le dé la gana», comentó sobre su suplencia con el entrenador portugués. «A raíz de que yo me lesiono todo lo que oigo de mí son porquerías y porquerías», protestó el exportero del Real Madrid. «En el último año no hablamos nada. Era una situación fea», indicó. «Cuando jugamos en Oporto y en Londres nos hablamos, me preguntó qué tal estaba», terció Casillas sobre sus últimos enfrentamientos deportivos.

«Mi situación estaba viciada. A nivel personal no me sentía bien porque quería jugar, no me sentía bien», indicó sobre su última temporada. «Yo tuve la despedida que quise tener yo. No puedo hablar mal del club, no lo permito. El presidente me pidió amablemente que si podía retrasar un día mi llegada al club y ya está», aclaró Casillas.