El Comercio

Las leyendas encienden la previa

Las dos selecciones de leyendas posan juntas en el campo Sergio Sánchez de El Berrón.
Las dos selecciones de leyendas posan juntas en el campo Sergio Sánchez de El Berrón. / PABLO NOSTI
  • La seleccion española de veteranos empata con la asturiana en un partido que reunió en El Berrón a aficionados de varias generaciones

Las banderas y las camisetas de la selección española inundaron ayer por la tarde el campo municipal Sergio Sánchez de El Berrón para dar colorido a un partido marcado por la nostalgia. En la única grada del recinto y alrededor de la valla que delimita el terreno de juego se reunieron en torno a ochocientos aficionados de 'La Roja' con ganas de hacer un ejercicio de memoria o de compartir un trozo de la historia del fútbol español con sus hijos o sus nietos.

El partido de leyendas entre los veteranos de la selección española y los de la asturiana resultó todo un éxito. Observar el listado con la convocatoria de 'La Roja' era un viaje a los intercambios de cromos de hace no tantos años: Aranzubia, Marchena, Mendieta, Capdevila, Julio Salinas, Amavisca, 'Lobo' Carrasco, Sergi, Pier, Julen Guerrero... El equipo asturiano tampoco le iba a la zaga, con jugadores internacionales como Ablanedo, Abelardo, Marcelino u Oli en sus filas.

El encuentro no fue especialmente vistoso. Hubo, eso sí, mucha voluntad por parte de los dos equipos, aunque el paso del tiempo se dejó notar en algunas acciones puntuales. Oli, por ejemplo, no pudo llegar de cabeza a un balón que en sus años en activo habría acabado en el fondo de la portería en un 90% de los casos. Sietes se llevó una buena ovación al hacer un sombrero a Mendieta, falto de cintura, y el exbarcelonista Sergi Barjuán exhibió su velocidad siempre ayudado seguramente por la pérdida de capacidad para esprintar de muchos de sus compañeros de generación.

A otros futbolistas no les hizo falta lucirse mucho para recibir el cariño del público. El 'Pitu' Abelardo oyó continuamente comentarios de apoyo, igual que Juan Carlos Ablanedo, capitán de la selección asturiana. Julio Salinas se dio un baño de masas al ser sustituido. Cuando salió de la ducha, tardó cerca de diez minutos en alcanzar la zona de los banquillos por la cantidad de fotos que le pidieron sus seguidores. Los selfies con el 'Lobo Carrasco', muy popular por su actual faceta televisiva, también fueron muy demandados por los más jóvenes.

El partido finalizó con empate a uno en medio de un gran ambiente festivo. El equipo asturiano se adelantó al inicio de la segunda parte con un buen gol de Rubén Blaya en un mano a mano con el portero Pedro Contreras, ex del Real Madrid. Ya en la recta final, cuando parecía que el segundo tanto de Asturias estaba más cerca, Gaizka Mendieta igualó el marcador con un gran disparo desde fuera del área. El resultado, no obstante, era lo de menos en una cita que nació como excusa para recordar viejos tiempos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate