El Ceares ampliará las instalaciones de La Cruz con un segundo campo

Zona de Los Pericones donde se ubicará el nuevo campo del Ceares, de hierba artificial. /
Zona de Los Pericones donde se ubicará el nuevo campo del Ceares, de hierba artificial.

Las obras, aún sin fecha de inicio aunque con el proyecto cerrado, obligarán al club rojillo a mudarse a El Frontón durante ocho meses

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Las instalaciones de La Cruz, el campo del Ceares, sufrirán un profundo cambio en los próximos meses. La directiva del club rojillo verá cumplida una de sus grandes aspiraciones con la construcción de un segundo campo que permitirá, entre otras cosas, reunificar la actividad tanto de sus equipos base como del Gijón Femenino, ya que hasta ahora venían entrenando y jugando sus partidos en los campos de la Federación.

La nueva instalación, de hierba artificial, ocupará una parcela de Los Pericones contigua a La Cruz, a pocos metros del edificio bioclimático que Emulsa estrenó en el parque gijonés en 2010. El campo actual conservará su césped natural, aunque sufrirá varias modificaciones externas. Una de las intenciones de la directiva del Ceares es aprovechar la entrada de las máquinas para conseguir un metro más de longitud. También está pendiente la construcción de una pequeña grada en el fondo más alejado de la puerta principal.

Las obras conllevarán la desaparición de los actuales vestuarios, así como de las oficinas, de la cantina y de la tribuna situada tras los banquillos. Todos los espacios serán reubicados bajo la nueva grada, más moderna y funcional, en la que se ha proyectado también una sala polivalente para actos culturales y una pequeña tienda para la venta de merchandising del club.

La reunificación de los equipos provocará además que la instalación tenga actividad a diario durante toda la tarde. En los planes de la directiva está la contratación de una o dos personas para encargarse de gestionar la cantina.

Las obras tendrán una duración estimada de ocho meses. La intención de todas las partes era que comenzaran en junio, una vez concluida la competición en Tercera División, aunque parece que sufrirán un importante retraso. En ese sentido, desde el Ceares se mantienen en contacto con el Ayuntamiento para calcular sus próximos pasos.

«Era una vieja ambición»

A la espera de tener disponible su nuevo campo, el club rojillo ha acordado con el Gijón Industrial el traslado temporal de algunos de sus equipos y del Gijón Femenino a las instalaciones de El Frontón, con un alquiler mensual cercano a los 250 euros. La buena sintonía entre las dos directivas permitió alcanzar rápidamente un acuerdo. Durante su mudanza, el Ceares podrá gestionar la cantina, lo que le permitirá mantener una de sus principales fuentes de ingreso.

En conversación con EL COMERCIO, el presidente del Ceares, Alberto Álvarez, reconoció que la ampliación y mejora de las instalaciones de La Cruz era «una vieja aspiración» de la directiva que encabeza. Asimismo, Álvarez explicó que el nuevo campo «va a suponer el ahorro de unos cuantos miles de euros al año» en concepto de alquileres, lo que permitirá derivar los gastos en otros proyectos. «Llevábamos tiempo peleando por ello y no pensé que lo lograríamos tan rápido. Para el club es importantísimo», admite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos