«Para alcanzar el 'play off' debemos ser un equipo muy comprometido y con hambre»

Xavi Annunziata realiza estiramientos entre Jorge Cayarga y Carlos Viesca en La Toba 3. / MARIETA
Xavi Annunziata realiza estiramientos entre Jorge Cayarga y Carlos Viesca en La Toba 3. / MARIETA

Xavi Annunziata afronta con ilusión el «bonito» reto de devolver al Real Avilés a Segunda B, aunque matiza que «hay que ir paso a paso»

SANTY MENORAVILÉS.

Aunque por su trayectoria pueda parecer un futbolista más veterano, lo cierto es que Xavi Annunziata todavía no ha cumplido los 32 años. Alcanzó su sueño de niño, jugar en Primera División, a los 23, pero no se pudo mantener y, tras varios años entre Segunda B y Tercera ha recalado en el Real Avilés, club con el que espera, «como mínimo, jugar el 'play off' de ascenso». En cualquier caso, la tarea no será fácil y advierte que «debemos ir paso a paso».

Al canario se le pasaron muchas cosas por la cabeza este verano. Entre ellas, dejar el fútbol en activo. Sin embargo, el proyecto blanquiazul le convenció. «Me salió algo de fuera, pero creí que no era el momento. Después el Avilés me presentó su proyecto y me pareció bastante ilusionante. Mi idea es acabar este año, hacer las cosas bien y conseguir el objetivo», explica.

Después de varios días de entrenamiento y dos partidos disputados, en Llanes y Grado, Annunziata asegura que «la adaptación está siendo muy buena. Me he encontrado un buen grupo, un vestuario joven con muchas ganas, mucha ilusión y que me ha acogido muy bien». Para el canario, que ya ha librado mil batallas en esto del fútbol, esa es la clave de que la temporada sea buena. «La clave para lograr un ascenso está en el vestuario. Los nombres ayudan, pero no sirven de nada si el vestuario no los acompaña. Debemos ser un grupo muy comprometido y con hambre y la verdad es que las sensaciones que tengo con este equipo son buenas», desvela.

Xavi conoce el Suárez Puerta como visitante y el domingo tendrá la oportunidad de debutar con la elástica blanquiazul. Para el talentoso jugador, las dimensiones del estadio darán un plus al equipo. «Por la idea de fútbol que tenemos, cuanto más grande sea el campo, mejor para nosotros», aunque recuerda que «en Llanes, en un campo pequeño, también jugamos bien».

El exjugador del Real Oviedo está contento con el rol que está teniendo en el equipo en lo que va de pretemporada. «En un 4-3-3 suelo jugar de volante. Por mis condiciones, en los últimos años he jugado también como mediocentro», recuerda, aunque en sus inicios en Osasuna y en el Real Oviedo jugaba casi siempre en la banda izquierda, metiéndose hacia dentro. «La idea que tenemos creo que me beneficia, pero también al equipo, porque tenemos gente que juega muy bien».

El tinerfeño, que tiene alma de entrenador, ha demostrado en los dos partidos disputados que le gusta colocar y hablar mucho con sus compañeros durante los partidos. «Tenemos un equipo muy joven y trato de ayudar en todo lo que puedo. Los veo con ilusión y con hambre», clave para él.

Hoy, una sola sesión

Annunziata participó ayer en la doble sesión prevista en La Toba 3 junto al resto de sus compañeros. Todos están en perfectas condiciones físicas a excepción de Ramiro de Lillo, que va mejorando progresivamente de unas ligeras molestias y en principio debería estar disponible para el domingo. Viti Amaro decidió reducir la doble sesión prevista para hoy jueves a una sola matinal, pues «estamos exprimiendo mucho a los chavales, la semana que viene tenemos varios partidos y queremos que despejen un poco la cabeza». Mañana, descanso.