El Ceares sufre su primera derrota en La Cruz

El cearista Juanín conduce el balón entre dos jugadores del Colunga. /  DANIEL MORA
El cearista Juanín conduce el balón entre dos jugadores del Colunga. / DANIEL MORA

El equipo gijonés cayó en casa a manos del Colunga merced a un tanto en propia portería del lateral zurdo Chery

R. LEGO GIJÓN.

El partido matinal en La Cruz entre Ceares y Colunga se decantó para el equipo visitante por un gol en propia puerta del defensa Chery. El conjunto de Nacho Cabo perdió su primer partido de Liga como local y el segundo consecutivo en un duelo que, tal como se desarrolló en su conjunto, bien podría haber acabado en empate.

De mano, el Ceares ya salió muy mermado en sus filas pues, entre el trabajo y las lesiones, echó en falta a cinco jugadores puntales para el juego como Juan Carlos, Omar, Jony, Josín y Omar. Los primeros quince minutos fueron de tanteo y las defensas y porteros no tenían demasiado trabajo.

Hasta los veinte minutos no llegaría la primera ocasión para el Colunga, con un zapatazo de Pascual desde 25 metros que se estrelló en la cruceta, el balón salió hacia abajo, botó en la raya y salió del campo. En esta jugada acabó expulsado el preparador colungués Álvaro Candás por sus protestas.

El primer tiro local no se produjo hasta la media hora de juego, por medio de Juanín. Desde el borde del área, el avilesino hizo lucirse a Carlos Castro, que volvió a sacarle un tiro al cearista instantes después.

Antes del descanso pudieron marcar Castillo por parte visitante y Juanín de nuevo por los locales, pero se llegaría al descanso con el resultado inicial. La segunda mitad se inició con más dinamismo hasta que el Colunga se puso por delante. Pascual, dueño y señor de la parcela central, volvió a probar fortuna desde lejos, pero su disparo se iría alto. El único tanto del encuentro llegaría por medio de Chery, que introdujo el balón en su propia portería al intentar despejar un golpeo a puerta vacía de Cid, que aprovechó una salida en falso del meta local Nacho.

El Ceares reaccionó en el tramo final del partido e intentó la igualada por todos los medios, aunque con más corazón que cabeza. El Colunga juntó líneas y formó un muro defensivo inquebrantable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos