FÚTBOL SALA

Las chicas también juegan en sala

Foto de grupo de parte de la plantilla del Yesos Castaño femenino, que ya ha crecido. /  OMAR ANTUÑA
Foto de grupo de parte de la plantilla del Yesos Castaño femenino, que ya ha crecido. / OMAR ANTUÑA

Dirigido por Cristian Rodríguez y ya con trece jugadoras en plantilla, su primer objetivo será disputar la Copa que comienza en marzo El Castaño Indoor hace historia al crear el primer equipo femenino de la comarca

SANTY MENOR AVILÉS.

Lo que comenzó casi como una apuesta está a punto de convertirse en realidad. El Yesos Castaño Indoor hará historia en el próximo mes de marzo cuando saque a competir de forma oficial al primer equipo de la comarca de fútbol sala femenino. Con representación en prácticamente todas las modalidades deportivas, el balón pequeño se estaba resistiendo y las primeras valientes en probar fortuna lo harán desde el polideportivo de Los Campos a las órdenes del técnico local Cristian Rodríguez.

A sus 33 años, el preparador tiene una amplia experiencia dirigiendo a equipos de fútbol base de la comarca y esta temporada compagina su labor con el plantel femenino con el cadete y su rol de jugador con el equipo senior del club, que milita en Primera Regional. Cuando se le pregunta por los orígenes de la idea cita rápidamente a Andrea, capitana del equipo e hija del presidente, Marcial González, que fue la que encendió la llama del proyecto hace poco más de un mes.

«Andrea es una habitual de los partidos y de algunos entrenamientos del equipo y me preguntó, parecía que en broma, que cuándo sacábamos un equipo femenino. Yo le respondí que si me traía a chicas para jugar que lo hacíamos sin problema y para mi sorpresa a la semana siguiente me vino con ocho chicas más», sonríe al recordar.

Interpelada, la capitana confiesa que «fue todo un poco boca a boca. Empecé por mi mejor amiga en el instituto, luego se fue uniendo más gente y la verdad es que ya somos en torno a doce. Estoy muy contenta», afirma. Andrea, que jugó diez años al voleibol en la Agrupación Deportiva Los Campos, es novata en esto del fútbol, algo que «siempre me atrajo al ser mi padre el presidente del club. Llevo desde los seis años viendo partidos de fútbol sala y siempre he echado de menos ver a chicas a jugar a este deporte».

A pesar de contar con tan solo 17 años, Andrea habla como una veterana y tiene muy claras las ideas. Para la joven, este proyecto va más allá de un equipo de fútbol. «Es una gran oportunidad para reivindicar el papel de las mujeres y tenemos que defender eso, que nosotras también podemos jugar al fútbol sala, a pesar de que muchas estemos dando nuestras primeras patadas al balón y los primeros entrenamientos hayan sido un barullo», sonríe.

Cristian cuenta en estos con una portera que llega del fútbol campo, Sehila Vaquero, quien ya sabe lo que es debutar en Segunda División con el Femiastur, además de acumular experiencias en otros equipos como Hispano o Llanera. A sus 31 años, es la más veterana de la plantilla. Le sigue Lucía, con 24, después Andrea, con 17, y el resto de compañeras oscilan entre los 15 y los 16 años, por lo que se trata de un equipo, si se mantiene el bloque, con mucho camino por recorrer.

Plantilla en crecimiento

Junto a Sehila, completan el plantel Aida Díaz, Lucía López, Lucía Frías, Lucía Alba, Raquel Díez, Claudia García, Alba Cereijido, Aida Figueroa, Andrea González, Yuhe García, Irene Cernuda e Iris García, esta última, reciente incorporación de una plantilla que podría aumentar de aquí a marzo, cuando está previsto que el equipo pueda comenzar a competir.

«Cuando empezamos con el equipo iban ya tres o cuatro jornadas de la Liga, por lo que tendremos que esperar a la Copa, que empieza en marzo. Sólo hay una categoría, la senior, y la forman diez equipos, así que es nuestro objetivo para la temporada que viene», explica Cristian. Hasta marzo, la capitana Andrea espera que «podamos disputar algún amistoso contra equipos de la Liga para ir cogiendo el ritmo».

El esfuerzo del entrenador por que esto salga hacia adelante es incuestionable, hasta el punto que, al no tener cancha por haber iniciado el proyecto con la temporada en marcha, aprovecha su condición de entrenador del cadete para utilizar media cancha para las chicas. «Estamos en conversaciones con el Ayuntamiento a ver si podemos conseguir cancha o vestuario, y de momento tenemos que hacerlo así. Las chicas son un encanto y los cadetes lo han aceptado perfectamente». De este modo, en un claro ejemplo de apuesta por la igualdad, el Yesos pasará a la historia del deporte de la comarca.

 

Fotos

Vídeos