TERCERA DIVISIÓN

Choque de barrios

El cearista Juan Carlos y el fabril Charly intercambian las camisetas delante de las 'letronas'. /  PALOMA UCHA
El cearista Juan Carlos y el fabril Charly intercambian las camisetas delante de las 'letronas'. / PALOMA UCHA

El capitán teyero, Juan Carlos, y su homólogo fabril, Charly, destacan «el gran ambiente que se vive en las gradas» en este tipo de partidos El Ceares y el Gijón Industrial piensan en el derbi como posible punto de inflexión a sus trayectorias

DANI BUSTO GIJÓN.

Con el firme propósito de «'ensombrecer'» el partido de ida de la final de la Copa Libertadores entre Boca y River -con ello bromea el Ceares a través de sus redes sociales-, el derbi gijonés entre los teyeros y el Gijón Industrial ha comenzado ya a disputarse en las horas previas. El balón rodará mañana en La Cruz (15.45 horas), pero los veteranos capitanes de ambos conjuntos se reunieron ayer para EL COMERCIO y analizaron un partido que se prevé intenso, con un gran ambiente en las gradas, y que puede servir como punto de inflexión en las trayectorias de ambos clubes, tras un inicio liguero un tanto irregular.

Charly, capitán fabril, echa la vista atrás y estima que lleva disputados ya «un mínimo de seis derbis». El central afirma que este tipo de partidos son siempre «especiales» para los jugadores, ya que se encuentran con un colorido ambiente en las gradas. Además, la buena relación entre las aficiones, al margen de la habitual piquilla, promete un partido también fuera del terreno de juego.

El jugador fabril, que cumple su quinta temporada en el club, reconoce que ambos conjuntos se encuentran «en una situación delicada» en la clasificación, pero explica que su equipo acudirá «con ganas» y que tratará de «hacer las cosas bien para sacar adelante el partido».

Juan Carlos, por su parte, asegura que este es uno de «esos partidos que estamos esperando toda la temporada», y comenta que un triunfo les daría «un pelín más de confianza en todo el trabajo» que realizan en los entrenamientos. «Serviría para demostrar que vamos por buen camino», añade el centrocampista.

Cearista durante ocho cursos consecutivos, Juan Carlos ha disputado más de doce derbis. Recuerda especialmente uno jugado en Santa Cruz, con triunfo para su equipo: «Fue la típica victoria agónica, al final del partido, con un centro de Beni que remató Polo de cabeza. El campo estaba embarradísimo, y lo mejor fue la celebración allí con la gente».

Finalmente, Charly indica que el conocimiento del rival va más allá del plano futbolístico, ya que son muchos los jugadores con pasado en uno y otro equipo, además de mantener una buena amistad entre ellos. Con todo, espera guardar algún As en la manga para dejar esa camaradería de lado durante 90 minutos y tratar de sorprender al rival. En este punto, Juan Carlos añade que «el resultado del partido dependerá de quien menos fallos cometa, como ya sucedió en enfrentamientos anteriores».

En los banquillos también se vivirá el derbi de manera especial. En el bando local, Nacho Cabo apela a recuperar una importante seña de identidad del equipo, como es la alegría. «Nos caracterizamos por ser un equipo que disfruta dentro del campo, y es en lo que nos tenemos que central», valora el técnico. Además de los tres puntos en juego, una victoria también supondría «un espaldarazo» y un refuerzo «psicológico para los futbolistas».

Un día ejemplar

Su homólogo en el banquillo fabril, Viti Amaro, afirma que este tipo de partidos está marcado con rotulador en el calendario de ambos clubes, y destaca por encima de todo que se trata de «un día muy ejemplar en estos tiempos que corren», en referencia al buen ambiente que se vive entre los aficionados.

En el césped, parece claro que el partido «tiene trascendencia», ya que ninguno de los dos equipos ha comenzado la temporada de la mejor manera posible. El Ceares es decimocuarto, con doce puntos, y el Gijón Industrial decimosexto, con once.

Aunque las plantillas se conocen al dedillo, Amaro confía en aprovechar pequeños detalles para inclinar la balanza del encuentro a favor de su equipo. «Nos conocemos muchos, pero eso no es ningún impedimento para que se pueda ver un buen espectáculo», afirma.

Los últimos siete enfrentamientos en La Cruz, feudo del Ceares, han dejado resultados de lo más diverso. El conjunto teyero ha ganado en cuatro ocasiones, pero en el último de esos enfrentamientos, la pasada campaña, la victoria fue albigrana. El 'Indus' venció por 0-2 con goles de David y Raúl, marcados en la primera parte. Para encontrarse con un derbi de muchos goles hay que remontarse ya a la campaña 2004-2005, cuando el partido en La Cruz finalizó con empate a tres goles. En aquella ocasión, el Gijón Industrial remontó el gol inicial cearista con dos tantos de Dani Amieva, pero los teyeros reaccionaron en la segunda parte, y tras el intercambio de golpes, se sellaron las tablas. Mañana, en ese mismo escenario, se vivirá un nuevo choque de barrios, con distintos protagonistas, pero la misma intensidad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos