A culminar en Tabiella la semana grande

Diego Polo recibe el eufórico abrazo de sus compañeros tras marcar en el Suárez Puerta. /  OMAR ANTUÑA
Diego Polo recibe el eufórico abrazo de sus compañeros tras marcar en el Suárez Puerta. / OMAR ANTUÑA

Después de su sonora victoria ante el Avilés, el Navarro quiere estrenar su casillero de goles y puntos en casa en la visita del Gijón Industrial

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Después de celebrar una victoria tan sabrosa como la conseguida en el Suárez Puerta, el Navarro prepara con mismo un partido tan o más importante que el de rivalidad que le ganó al Avilés. El equipo de Héctor Suárez recibe la visita del Gijón Industrial (Tabiella, 12 horas) con el propósito de estrenar los casilleros de goles y puntos en campo propio, donde ha perdido los tres envites anteriores.

«Ganar en Avilés fue muy importante y también bonito, pero desde el lunes solo pensamos ya en conseguir la primera victoria en casa y ante un rival que está en una situación parecida a la nuestra, por lo que son tres puntos de mucho valor. Si queremos hacer bueno el triunfo del Suárez Puerta hay que ganar al Gijón Industrial». Héctor Suárez, que tiene las bajas de Manu y Guiller, espera que la euforia del momento no disperse a sus futbolistas y probablemente repita once titular.

En el seno del equipo el pensamiento es similar: «No se puede pensar que por ganar el Avilés está todo hecho. De nada valdrá si perdemos con el Gijón Industrial». Diego Polo, que celebró su gol -con ayuda involuntaria de Álvaro Castro- señalando su nombre «a quienes dijeron que no valía para el nuevo proyecto, nunca a los aficionados», confía en vivir una segunda alegría, la primera en casa. «Ya toca ganar en Tabiella», dice Polo, que espera estrenarse ante su gente tras cuatro goles fuera.

Más