Más de cuatrocientas personas velarán por la seguridad en el derbi

Aficionados de ambos equipos llenan las gradas en un derbi anterior./Hugo Álvarez
Aficionados de ambos equipos llenan las gradas en un derbi anterior. / Hugo Álvarez

Freno a la propuesta de las aficiones para reducir el tiempo de espera en el desplazamiento de afición rival

José Ángel García
JOSÉ ÁNGEL GARCÍAGijón

El dispositivo de seguridad en el derbi de este domingo será calcado al empleado en el duelo de la primera vuelta, disputado en Oviedo. Después de la reunión de este mediodía entre representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y portavoces de las aficiones de ambos equipos se ha concretado el plan que se aplicará en este partido y que incluye los mismos tiempos de espera por parte de la afición que tiene en esta ocasión que desplazarse. Los seguidores de ambos equipos habían pedido reducir ese margen, al considerarlo excesivo. Sin embargo, desde el Cuerpo Nacional de Policía precisan que ahora mismo debe velar la seguridad y es imprescindible mantener los actuales tiempos, «aunque sea un inconveniente para los aficionados», asume Damaso Colunga, comisario de la Policía Nacional, que confirmó que el dispositivo será «idéntico» al de la primera vuelta con la presencia de más de cuatrocientas personas, incluidos tedax y grupos de intervención, además del helicóptero que la Guardia Civil tiene en Asturias.

Colunga se comprometió no obstante a debatir la próxima temporada los planteamientos de las aficiones, que han mostrado su sintonía para que el derbi sea una fiesta del fútbol asturiano y no un escenario de confrontación.

Más información

«Hay que empezar a rebajar la tensión», subrayó Javier Martínez, vicepresidente del Sporting, que acudió en nombre del club rojiblanco. «De este partido tienen que disfrutar todos los aficionados», apostilló el dirigiente gijonés, que comparte las mismas tesis que el consejo del Oviedo, representado en la reunión por Fernando Corral. «Tenemos que intentar dulcificar estas citas», afirmó el consejero azul.

Por parte de las aficiones, ambos asumen la necesidad de dar un giro a los partidos de rivalidad. «Queríamos que se quitara ya este año», afirma Víctor Sánchez, presidente de Unipes. «Hay que bajar el nivel del dispositivo para que la gente pueda ir tranquilamente al fútbol y disfrutar de este partido», añade.

Javi Pérez, de la Aparo, asume con resignación que haya que esperar por el cambio en la organización de los derbis. Los aficionados azules que vayan a viajar a Gijón tendrán que estar a las 16.15 horas en el aparcamiento del Carlos Tartiere para comenzar con los registros y el reparto de las entradas. A las seis de la tarde, casi tres horas antes del inicio del choque saldrán hacia El Molinón. Por otra parte, Pérez confirmó que se dispone de 1.200 localidades al precio de 25 euros y que se pondrán a la venta en el menor tiempo posible para los interesados.