«No sabemos cómo superarlo». La emotiva carta del entrenador del Villa de Pravia a su jugador

La emotiva carta de despedida del entrenador del Villa de Pravia tras la muerte del jugador de 13 años Pedro Peláez
El pequeño Pedro Peláez, con la camiseta del equipo. / Facebook: Villa de Pravia Club Deportivo

Iván Sobrino lamenta la pérdida del pequeño y asegura que «no sabemos cómo superarlo»

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

«No sabemos cómo superarlo». La familia del Villa de Pravia trata de estos días de sobreponerse a la repentina muerte del jugador infantil Pedro Peláez Pumariega, de apenas 13 años. La Federación de Fútbol del Principado ha decretado una jornada de luto en los campos asturianos este fin de semana en señal de duelo. Los restos mortales del pequeño fueron incinerados en el Tanatorio de Barcia. El equipo ha difundido a través de las redes sociales una emotiva carta de despedida de Iván Sobrino, el entrenador del equipo. Estas son sus palabras:

Para mi capitán,

Podría hablar del vacío tan grande que nos has dejado a todos los que te queremos, de que no sabemos cómo superarlo, que es una injusticia muy grande lo que te ha ocurrido, que la vida es una «mierda», o un millón de lamentaciones, pero me quedaría corto para expresar todo lo que representas y lo grande que eres. Pero si te soy honesto y sincero, creo que lo mejor para ti es hablar de tus cualidades, las deportivas, que eran muchísimas y con una progresión para la que siempre me quedara la duda de cual es tu limite, y las humanas, en las que si eres un auténtico capitán, arropando, cuidando, respetando y ayudando a tus compañeros en todo momento, aunque a veces te pillara en vestuario armándomelas, pero amigo mío, ese el futbol bonito y de verdad, el de los vestuarios con los compañeros imitando al míster ;))), y como bien se dice en esta familia del futbol, lo que pasa en el campo se queda en el campo.

Esto no son palabras manidas que se dicen en estos casos, es la realidad de quien eres y lo que significas. Me dejas un «marrón» de magnitudes difíciles de asimilar, pero aunque hoy este más que «jodido», en el fondo estoy tranquilo, porque estoy seguro de que estarás siempre a mi lado, ayudándome a sobrellevarlo, tanto a mi, como a tus compañeros.

Como ves, todo el tiempo te estoy escribiendo en presente, porque para mi no te vas, ni te iras nunca, solo has cambiado de «equipo», y por eso no me despido, solo te digo «entrena duro» que en ese «equipo» que te ha «fichado» muy a mi pesar y con todo el dolor de mi corazón, no hay un jugador como tú, demuéstrales lo que vales, y si me necesitas, llámame que aquí estaré.

Te quiere, tu míster.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos