Empate del Sporting B con el Gimnástica

Empate del Sporting B con el Gimnástica
Maria Gil

Ambos conjuntos ofrecieron una primera parte muy igualada, con llegadas en las dos porterías

EL COMERCIOTorrelavega

Gimnástica y Sporting B se repartieron los puntos en un partido intrascendente para ambos equipos, sin más aspiraciones en la competición que poder sumar más puntos. En un encuentro sin ningún tipo de tensión competitiva, pero en el que ambos contendientes saltaron al terreno de juego con la intención de ofrecer el mejor espectáculo posible a los aficionados, lo más destacado a lo largo de los noventa minutos de juego fueron los debuts del guardameta Adrián Peón y el juvenil Casta en las filas del conjunto local y la presencia del torrelaveguense Rubén Sánchez en el filial sportinguista, que disputó la segunda parte, causando una grata impresión en el regreso a su cuidad.

Ambos conjuntos ofrecieron una primera parte muy igualada, con llegadas en las dos porterías. La primera oportunidad fue para el conjunto visitante en una contra llevaba por Garci que finalizó con un centro que se paseó por delante de la portería sin encontrar finalmente rematador en boca de gol. Poco después, la Gimnástico dispuso de su mejor oportunidad del primer periodo, cuando Primo recuperó un balón dentro del área rival, dribló al guardameta rojiblanco, pero se terminó escorando demasiado y no pudo marcar a puerta vacía. Palazuelos no consiguió poder aprovechar el centro. A los 16 minutos, un balón sin aparente peligro estuvo a punto de colarse en la portería de la Gimnástica tras tocar en el pie de Alberto. El gol sportinguista llegaría tres minutos después. Una falta lateral botada desde la banda derecha del ataque gijonés era introducida por el central Ramiro en su propia portería en su intento por despejar el peligro ante la presencia de Chiki. Tras este gol, el equipo torrelaveguense buscó con más ahínco el empate y pudo llegar en sendas ocasiones de Primo y Dani Salas. En el minuto 35, Pedro Díaz pudo marcar desde su propio campo al ver adelantado al portero rival, pero su lanzamiento desde el círculo central se fue por encima del larguero. Ya en el minuto 42 pudo llegar el segundo del Sporting en un disparo de Chiki tras jugada personal de Pelayo Morilla que sacó Fermín de cabeza cuando el balón se colaba entre los tres palos.

El segundo tiempo no tuvo mayor historia, con excepción del tanto local. El Sporting B controló el balón y el ritmo del partido ante una Gimnástica que buscaba el empate, pero no era capaz de crear excesivo peligro en la portería rival. En un segundo periodo en el que las oportunidades brillaron por su ausencia, el gol de la igualada llegó en el minuto 83 de penalti. El delantero canario, Giovani, fue derribado dentro del área tras una jugada personal y fue el propio jugador el encargado de transformar la pena máxima, llevando la igualada definitiva al electrónico en un encuentro que no tuvo más historia en los minutos restantes.