Fidalgo pone el acento asturiano al Real Madrid

El asturiano Fidalgo, detrás de Isco, ayer, en la celebración del gol del malagueño. / EFE
El asturiano Fidalgo, detrás de Isco, ayer, en la celebración del gol del malagueño. / EFE

El centrocampista sierense, de 21 años, debuta con el equipo de Santiago Solari | Se formó en las categorías inferiores del Condal, el Oviedo y el Sporting, hasta que recaló en el Cadete A del club blanco en 2012

DANI BUSTO GIJÓN.

Asturianos, en Madrid, hay muchos. Son una notable colonia. Ahora bien, si se buscan aquellos que hayan llegado a debutar con el Real Madrid, la lista se reduce de forma considerable. El futbolista sierense Álvaro Fidalgo Fernández (Hevia, 1997) entró ayer en la historia del club blanco, en la que hacía ya casi quince años que no se escribía un nuevo nombre de algún jugador nacido en el Principado.

A buen seguro, Fidalgo recordará para siempre ese minuto 78 en el que entró al terreno de juego del Santiago Bernabéu en sustitución de Vinicius, en el partido de Copa del Rey ante el Melilla, cuando el Real Madrid vencía por 5-0.

Con el 36 a la espalda, el joven centrocampista, actualmente en las filas del Castilla, disfrutó de unos minutos con el primer equipo y también vivió sobre el césped el sexto gol blanco, obra de Isco.

De esta forma, Fidalgo recoge el testigo dejado por los asturianos Javier Paredes Arango (Oviedo, 1982), quien debutó en enero de 2004, y por Luis García (Oviedo, 1981), en enero de 2003, ambos también con estreno en un partido de Copa.

Esta joven promesa, de 21 años, ha sido internacional con la Selección Española en las categorías sub 15, sub 16 y sub 17. Comenzó su andadura en el mundo del fútbol en el Condal de Noreña, localidad en la que estudió en sus dos colegios. Con el club noreñense se proclamó campeón de Asturias en categoría prebenjamín.

Después fichó por el Real Oviedo, donde estuvo durante cinco temporadas y posteriormente pasó por el Sporting, club en el que jugó otras dos campañas. En 2012 recibió una oferta del club merengue para incorporarse al equipo cadete. Desde entonces mantuvo su progresión y pasó por los tres equipos juveniles de la entidad blanca -llegó a competir con el Juvenil A en la Uefa Youth League-, hasta que, en la campaña 2016-2017, se marchó cedido al Rayo Majadahonda, con el que disputó la fase de ascenso a Segunda División.

La confianza del entrenador

Fidalgo regresó al Real Madrid al año siguiente, para continuar su formación en el Castilla, en Segunda B. Disputó 26 partidos (885 minutos), en los que anotó cuatro goles.

En la temporada actual, en el filial blanco, ha jugado ya quince encuentros (1.179 minutos y tres goles), trece de ellos como titular, y se ha convertido en uno de los futbolistas en los que Santiago Solari más confianza ha depositado. Con el paso del técnico argentino al banquillo del primer equipo, se abre una puerta para los jóvenes madridistas, que conoce bien el entrenador rosarino.

En el plano más personal, Fidalgo compagina la práctica del fútbol y los entrenamientos casi diarios con la carrera de Derecho, que comenzó en 2017. Además, la afición por el balompié le viene de familia, ya que es nieto de Rafael Fidalgo, exdefensa del Langreo y el Real Oviedo.

 

Fotos

Vídeos