TERCERA DIVISIÓN

El Industrial se calza las botas

La plantilla del Gijón Industrial y su cuerpo técnico, antes de comenzar el primer entrenamiento de la pretemporada. /  ARNALDO GARCÍA
La plantilla del Gijón Industrial y su cuerpo técnico, antes de comenzar el primer entrenamiento de la pretemporada. / ARNALDO GARCÍA

El conjunto fabril, el más madrugador de la categoría, inició ayer los entrenamientos a las órdenes de Miguel Martín en Santa Cruz

GUILERMO B. / O. VEGAGIJÓN.

La Tercera División ya está preparada para el inicio de una nueva temporada. El Gijón Industrial se convirtió ayer en el primer equipo en comenzar los entrenamientos con la sesión dirigida por su nuevo entrenador, Miguel Martín, que prepara el amistoso de mañana (19.30 horas) ante el Sporting en Mareo, que servirá para conmemorar el 50 aniversario del club fabril. En el encuentro se estrenarán las nuevas equipaciones, tras el acuerdo de patrocinio rubricado entre el presidente, Diego Junquera, y Jorge Morán, CEO de M Doble, patrocinador principal.

El Urraca, recién ascendido, será el segundo equipo de Tercera en calzarse las botas, ya que los de Pablo Detori arrancan esta misma tarde. Mañana será el turno para el Llanes, Avilés y Mosconia, mientras que el jueves iniciarán su puesta a punto Lealtad, Llanera, Colunga y Siero.

Hasta el próximo lunes no vuelven al trabajo el Caudal, Covadonga, Tuilla, L'Entregu, Praviano, Navarro y Lenense. El martes 23 comenzarán el Condal y Vallobín. El miércoles 24 ya estarán todos en marcha con el arranque de la pretemporada para el Ceares y San Martín.

Quince equipos contarán con el mismo entrenador que finalizó la pasada campaña. Al igual que el Gijón Industrial, cuatro clubes apuestan por el relevo en el banquillo. Nacho Cabo llega al del San Martín y le sustituye en el del Ceares Alberto Menéndez. El gijonés Viti Amaro será el encargado de dirigir el rumbo del Real Avilés y Clemente Sánchez debutará como entrenador del vigente campeón de Liga, el Lealtad, que incorporó al mediapunta Juan López y al delantero Álvaro García, ambos procedentes del Marino de Luanco. El conjunto maliayo es el más necesitado de efectivos, con solo nueve jugadores.