El Langreo encara un duelo para salir a flote en Ganzábal

GUILLERMO MARTÍNEZLANGREO.

El Langreo y el Melilla dirimen este mediodía (12 horas) en Ganzábal un duelo de necesitados. En él, el conjunto dirigido por Dani Mori pretende mantener la inercia positiva de las tres últimas jornadas, con dos empates y la primera victoria de la temporada, conseguida el pasado domingo en Barreiro.

Una victoria local supondría adelantar a su rival en la tabla y recuperar la tranquilidad que le esquiva en este inicio de campeonato. Inaugurado el capítulo de victorias a domicilio, el conjunto azulgrana busca darle la primera alegría a su afición con tres puntos que prolonguen la dinámica positiva de resultados y permiten recuperar poco a poco la fortaleza mostrada como anfitrión el pasado curso. Para enfrentarse al Melilla, que le aventaja solo en un punto, Dani Mori no planea muchos cambios.

El técnico cangués recupera efectivos tras comenzar a vaciarse la enfermería y para este mediodía tendrá a todos disponibles salvo Marenya y Xurde, que siguen arrastrando molestias. De esa forma, el once inicial para tratar de superar al equipo entrenado por Víctor Cea podría estar formado por Dennis bajo palos ordenando una zaga formada por Cristian o Leto, Alain, Colo y Gayoso. Adrián Llano y Samba se postulan para formar pareja en la parcela ancha, con Álvaro Gómez, Allyson, Jorge y David Álvarez asumiendo el peso ofensivo en un duelo arbitrado por el cántabro Pardeiro Puente, quien ya dirigió el pasado curso el choque entre Langreo y Tudelano, finalizado con 2-0.