Fútbol

El Langreo suma y sigue en Ganzábal

Dani López arma el remate desde fuera del área. / J. C. ROMÁN
Dani López arma el remate desde fuera del área. / J. C. ROMÁN

El conjunto dirigido por Hernán Pérez continúa invicto e imbatido en su feudo al lograr un valioso punto con su empate sin goles ante el Logroñés

GUILLERMO MARTÍNEZ LANGREO.

Importante punto obtenido por el Langreo ante un buen Logroñés en un duelo finalizado con empate sin goles. El conjunto dirigido por Hernán Pérez, que continúa invicto e imbatido en su feudo, prolongó su buena dinámica de resultados e incluso tuvo una oportunidad de marcar en el tramo final y llevarse el triunfo.

Sin ningún atisbo de temor, consciente de que se trataba de un duelo diferente al de su derrota en Copa del Rey el pasado miércoles, el Langreo inició el choque buscando la profundidad por los costados y presionando en la parcela central al conjunto riojano, que realizó ocho cambios respecto a su formación inicial en la competición copera. Nadie lograba imponer su dominio en los veinte primeros minutos, pero los de Sergio Rodríguez necesitaban poco para acercarse a la portería defendida por Imanol. Al guardameta de los langreanos le inquietó primero Rayco con un disparo que se estrelló en el lateral de la red y nueve minutos más tarde Ander Vitoria, que aprovechó su velocidad para internarse en el entramado defensivo local, pero su remate lo despejó con el pie el cancerbero local para evitar que se inaugurase el marcador.

0 LANGREO

Imanol Elías; Cristian, Alain, Íñigo Zubiri, Dani Lopez; Dani Abalo (Samba, m. 78), Héctor Nespral, Riki, Aimar Gulin; Omar (Javi Sánchez, m. 64) y Sergio Rios (Cabranes, m. 91).

0 LOGROÑÉS

Miguel; Santos, Bijimine (Carles, m. 62), Caneda, Juan Iglesias; Ñoño (Rubén Martínez, m. 68), Andi, César Remón, Borja Sánchez (Marcos André, m. 79); Rayco y Ander Vitoria.

Árbitro:
Etayo Herrera (Comité Vasco). Amonestó a los locales Cristian y Dani Abalo; y a los visitantes Juan Iglesias, César Remón y Bijimine.
Incidencias:
partido disputado en Ganzábal ante 742 espectadores.

Superada la media hora de duelo, una jugada trenzada entre Omar y Dani Abalo la desbarató con muchos apuros el central visitante Caneda cuando el extremo gallego ya buscaba posición para el remate dentro del área. Los de Hernán Pérez trataban de asentarse en torno a la meta custodiada por el veterano Miguel, pero la zaga logroñesa se mostraba firme y no concedía huecos para los disparos locales.

En la reanudación, volvió a la carga el Logroñés con una buena combinación entre Andy y Rayco que este último culminó con un disparo que Imanol despejó, aunque no sin problemas. Un nuevo remate de Borja Sánchez al lateral de la red dio paso al dominio langreano, que merodeaba con frecuencia y peligro el área de los riojanos, que se beneficiaban de la falta de puntería local. A la frustración de la grada por esa falta de tino pronto se unió la indignación con el árbitro, que hizo caso omiso a las protestas tras un empujón de Andy sobre Sergio Ríos en la zona de castigo.

El propio ariete avilesino tuvo en sus botas una magnífica oportunidad de inaugurar el marcador al recibir un pase de Samba, pero le faltó velocidad para definir la acción y desnivelar el choque cuando solo faltaban ocho minutos para consumir el tiempo reglamentario. Entre continuas interrupciones por las faltas señaladas al conjunto langreano terminó un choque que refrendó el buen arranque de temporada en Ganzábal.

«Nos faltó ser más valientes»

Por cómo se produjo, el empate le dejó una sensación agridulce al entrenador del Langreo, Hernán Pérez, que instó a sus jugadores a quitarse «los complejos» al recordar que están demostrando que no son «inferiores a nadie». «Nos faltó un poco más de decisión, ser más valientes», expresó el técnico ovetense, satisfecho con la imagen de sus jugadores y por sumar el segundo duelo con la portería a cero. «Nuestro objetivo es seguir metiendo puntos en el zurrón», recordó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos