El Langreo trata de pasar página

El azulgrana Héctor Nespral disputa el balón con un contrario, durante el partido disputado ante el Durango. / J. C. ROMÁN
El azulgrana Héctor Nespral disputa el balón con un contrario, durante el partido disputado ante el Durango. / J. C. ROMÁN

Tras la última derrota, los azulgrana pelearán ante el Gernika por recuperar eficacia

GUILLERMO MARTÍNEZ LA FELGUERA.

Dejado atrás el sabor agridulce de la derrota ante el Leioa, en un partido en el que el Langreo mereció algo más tras una excelente segunda mitad, la plantilla azulgrana ha pasado página y se ha obligado ya a pensar en el encuentro de esta tarde (Urbieta, 18.30 horas) ante el Gernika, que es quinto por la cola y que no acaba de reaccionar en la clasificación.

El encuentro ante el conjunto vasco es propicio para intentar borrar el mal sabor de boca de la pasada jornada. Se inicia con este partido la segunda vuelta. El equipo que dirige Hernán Pérez ocupa la novena plaza en la clasificación, a doce puntos del descenso. Se trata de un colchón que muchos rivales quisieran poseer en un grupo en el que la igualdad, esta temporada, es máxima.

Es tan parejo el equilibrio de fuerzas que la situación puede cambiar, y mucho, de una jornada para otra. Sería bueno para el Langreo no regresar de vacío de Guernica, para recuperar la efectividad mostrada hasta ahora en las últimas jornadas e intentar dar un carpetazo definitivo para asentarse en la categoría y seguir en buenas posiciones para llegar al tramo decisivo de la temporada sin problemas de clasificación.

Para este partido, el club langreano anunció las bajas seguras, por lesión, de Omar, cuyo periodo de recuperación se estima cercano al mes, y de Nacho Calvillo, operado de su rodilla el pasado jueves y que estará de baja unas cinco semanas.

A estas ausencias se suman, por acumulación de tarjetas, Riki y Javi Sánchez. Por tanto, en una plantilla de veinte jugadores, pocas opciones para elegir le quedan al entrenador azulgrana, Hernán Pérez. El técnico recupera al sancionado Samba, pero solo dispone de dieciséis jugadores del primer equipo disponibles para la convocatoria, con un mes de enero por delante que se presume complicado con las visitas a Ganzábal de un poderoso Oviedo B, en puestos de 'play off', y de la Real Sociedad B, además de las salidas para jugar contra el Logroñés y el Mirandés.

Tras lo presenciado a lo largo de la semana y en la tarde de ayer, se prevé que el técnico azulgrana pueda formar ante el conjunto vasco con: Adrián Torre o Imanol; Cristian, Alain, Álvaro Cuello, Dani López; Dani Abalo, Héctor Nespral, Iñigo Zubiri, Aimar Gulin; Allyson y Sergio Ríos.

El árbitro del partido es Pol Godia Sole, del Comité Catalán. Se trata de un joven colegiado de solo veinte años que se estrenó esta temporada en Segunda B.

 

Fotos

Vídeos