Una despedida agridulce para el Villarreal

Francesco Totti cabecea un balón./
Francesco Totti cabecea un balón.

JUANJO GONZALO

Las lágrimas de dolor y las manos sobre su rostro dejaron compungidos al estadio de Riazor, que por un momento quedó enmudecido ante el sufrimiento de Roberto Soldado. El delantero valenciano se rompía el ligamento cruzado y el menisco externo de su rodilla derecha disputando el veraniego trofeo Teresa Herrera ante el Deportivo de La Coruña, en un salto en el que cayó desequilibrado. Seis meses de baja en los que tocaba trabajar muy duro y seguir al Villarreal, que ha sufrido en exceso su ausencia, lejos del verde.

En busca de un milagro que a día de hoy no se contempla en tierras castellonenses, la mejor noticia para el club amarillo es la vuelta a la titularidad del delantero español, que devolverá la ilusión a la afición groguet de cara a un final de temporada que se contempla complicado para los pupilos de Fran Escribá. Tras el 0-4 de la ida en el Estadio de la Cerámica, el Olímpico (20:45, beIN Sports) se engalana para recibir a una Roma que está invicta en esta Liga Europa y que tiene como principal objetivo llegar muy lejos en la segunda competición continental.

Herido y con el deseo de mostrar una buena imagen que relance la moral llega a Italia un Villarreal que está completando un torneo muy irregular, sufriendo prácticamente en cada partido. Lo hace con todos los futbolistas disponibles en la plantilla -solo Sansone es baja por lesión-, que rotará para la que puede ser la despedida europea del equipo esta temporada.

Dzeko, que apunta a titular, volverá a ser la amenaza del conjunto de Luciano Spalletti en el ataque. El bosnio ya fue el mejor en la ida de estos dieciseisavos de final con tres goles fundamentales. Para el punta, es un momento muy dulce. Así lo dicen también sus números, pues lleva anotando ocho partidos consecutivos y ya es el máximo realizador de la Liga Europa. No habrá muchos más teóricos titulares en la Roma, que ha trabajado la concentración del bloque de cara a este partido.

Desde el inicio del mismo lo intentará el conjunto español, con la necesidad de seguir creyendo en la remota posibilidad de superar a un conjunto italiano que se ha mostrado muy sólido. Será el momento perfecto para los menos habituales, que buscarán el protagonismo en este partido europeo tan importante para Soldado. Y es que al canterano del Real Madrid le volverán a brillar los ojos en el césped, aunque en esta ocasión será de felicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos