Jornada 23

Ter Stegen vuela alto en el templo de Iribar

Jugadores del Athletic y Barcelona, durante el encuentro de este domingo. / AFP

La brutal actuación del portero alemán evita la derrota del Barcelona ante el Athletic

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Desde Canaletas a Mönchengladbach, desde Las Ramblas hasta el propio San Mamés, el barcelonismo ha comenzado ya el proceso de canonización para Marc-André Ter Stegen. El portero alemán se hizo gigante bajo palos ante el Athletic y evitó que el sonrojo para los de Ernesto Valverde fuera mayor. Enorme la actuación del cancerbero que recordó a otros mitos que ya volaron en Bilbao. Su actuación permitió a los suyos sumar, que no es poco visto lo visto sobre el verde. Nuevo empate para el líder, que va perdiendo parte de esa ventaja con sus inmediatos perseguidores.

Anda atascado el conjunto azulgrana que pasa un bache de resultados importante. El calendario no da tregua y el vigente campeón se ve incapaz de ganar ninguno de los choques que ha disputado esta semana ante Valencia, Real Madrid y Athletic. Además, ante el conjunto vasco apenas logró tirar un par de veces entre los tres palos. El bloqueo sufrido por Messi y compañía fue evidente, quizás multiplicado por los problemas físicos del argentino o la ausencia de jugadores como Arthur. Incapaz fue el Barça de plantear algo de juego salvo por un corto espacio de tiempo al principio.

Aunque la historia más reciente nos cuenta que San Mamés ha sido un buen campo para el Barcelona, no es menos cierto que los duelos entre Athletic y Barça han exigido lo mejor del conjunto de Valverde.

0 Athletic

Herrerín; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Berchiche; Susaeta (Muniain, min. 62), Dani García, Beñat (San José, min. 56), Balenziaga; Raúl García, Williams (Kodro, min. 90).

0 Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet (Vermaelen, min. 88), Sergi Roberto; Rakitic, Busquets, Vidal (Aleñá, min. 63); Messi, Suárez, Coutinho (Dembélé, min. 74).

árbitro
Del Cerro Grande (madrileño). Expulsó a De Marcos (doble amarilla, min. 92). Amonestó a Dani García, Lenglet, Busquets y Yeray.
incidencias
Estadio San Mamés. 47.557 espectadores.

El hecho de caer ante la Real Sociedad, obligaba al cuadro vasco a buscar la sorpresa desde el inicio del choque. Yuri avisaba en los primeros minutos, pero las ocasiones más claras para los locales estaban por llegar. Ter Stegen quedaba inmortalizado con una parada antológica a Susaeta que ya celebraba el primer gol.

Más información

El cancerbero alemán volvía a salir en la foto del partido minutos después cuando el Athletic se había volcado a tumba abierta en la portería azulgrana. Raúl García se inventaba un remate acrobático ante el que volvía a responder Ter Stegen para suerte de los suyos.

El Barça parecía no enterarse de que el choque había empezado y necesitó de su particular santo bajo palos para reaccionar. Casi se consumía la primera mitad cuando comenzó a mostrar algo de su fútbol. Messi, pese a no estar del todo bien, buscaba con más ahínco que acierto la portería de Herrerín.

Sabía el Barcelona de la necesidad de sumar de tres en tres tras el último pinchazo y el resultado del derbi madrileño. El Madrid no quiere descolgarse de la lucha por la Liga y la reacción culé debía llegar en San Mamés. Pero este equipo no termina de rodar y su juego dista mucho de lo que el calendario le va a exigir en semanas venideras.

Ya no son las sensaciones que deja el equipo, porque por todos es conocido que estos bajones son muy típicos en los conjuntos en algún momento de la temporada. Pero al Barça le costó un mundo acercarse a la portería de Herrerín. A saber, el partido entraba en su último cuarto de hora y el equipo de Valverde apenas había logrado tirar una única vez entre los tres palos de la portería rival.

De hecho, la intensidad que se palpaba sobre el verde no se transformaba en ocasiones, ni para uno ni para otro equipo. Aunque volvía a avisar el Athletic pasada la hora de choque con una buena contra que no pudo finalizar San José pese a que su disparo pasó rozando el poste defendido por Ter Stegen.

Un portero que alcanzaría definitivamente los altares del barcelonismo al evitar la derrota en el tramo final del duelo. Williams se llevaría las manos a la cara tras el segundo paredón de la noche. Corría el minuto 82 y el Barça andaba corto de ideas y fuelle, y el alemán volvió a aparecer para recordarle a los suyos que los porteros también ganan puntos y evitan derrotas que a la postre pueden ser definitivas para revalidar o no títulos.

 

Fotos

Vídeos