El reto del Barça, recuperar al mejor Coutinho

Philippe Coutinho, durante el partido ante el Barça./Heino Kalis (Reuters)
Philippe Coutinho, durante el partido ante el Barça. / Heino Kalis (Reuters)

Aunque mantiene vivo al equipo en la Copa con un gol de penalti, preocupa el nivel descendente del brasileño y su estado de ánimo

P. RÍOSBarcelona

Aunque el debate se ha centrado en algunos círculos en la gestión de los canteranos que Ernesto Valverde llevó a cabo ante el Levante, con el lateral zurdo Juan Miranda cambiado en el descanso y aparentemente señalado por el 2-0 que registraba el marcador en ese momento y el central Chumi sustituido a media hora del final, la preocupación real recae en el mal momento de Coutinho, a quien no le salvó haber marcado el gol de penalti que mantiene vivo al Barça en los octavos de final de la Copa del Rey tras el 2-1 final. Tampoco Malcom convenció a nadie, pero nadie apuesta demasiado por él. Coutinho sí es un jugador diferente imprescindible si está en forma, necesario para lo que viene, pero en el Ciutat de València dio la razón al técnico por no alinearle de titular en Liga.

Con sólo tres teóricos titulares en el once copero como Busquets, Arturo Vidal y Dembélé, estaba claro que el Barça lo iba a pasar mal ante el Levante por mucho que hayan costado el resto de jugadores. Debutó Murillo en el eje de la zaga con un aceptable como nota, pero Miranda y Chumi pagaron la inexperiencia ante un Levante ofensivo y fuerte incluso en Primera. El 2-0 del primer cuarto de hora hizo pensar en un desastre mayúsculo y Valverde dio entrada a Sergi Roberto en el lateral zurdo tras el descanso y también a Lenglet a media hora del final por los dos canteranos. Muchos consideran que Valverde no tuvo mano izquierda con los dos jóvenes y otros entienden que en su aprendizaje para ser profesionales deben vivir momentos así. Tampoco es que el Barça mejorara demasiado, pero acabó entrando en la eliminatoria gracias a un penalti provocado por Denis Suárez, sustituto de un Malcom inoperante, y transformado por Coutinho.

El brasileño sí es un problema un año después de su llegada al Barça. Su reubicación como interior fracasó porque el equipo se rompía y ha perdido el pulso para jugar junto a Messi y Luis Suárez en el ataque. Ante el Levante tuvo 90 minutos para reivindicarse, pero perdió infinidad de balones, ralentizó el juego en zona de peligro y evidenció un estado de ánimo preocupante.

El Barça, además, busca un delantero centro para dar relevos a Luis Suárez una vez anunciada la llegada de Munir al Sevilla y vuelve a especularse con el regreso de Neymar, loco por dejar el PSG y volver a Barcelona. Es una operación casi imposible, pero sólo saber que existe la posibilidad debe poner a Coutinho de los nervios. Fue una inversión enorme, el fichaje más caro en la historia del club, y el Barça necesita que recupere su nivel.

 

Fotos

Vídeos