Jornada 6

Confianza y puntos antes del derbi para el Atlético

Correa y Griezmann celebran uno de los goles del Atlético al Huesca

Los rojiblancos superan con facilidad al Huesca en la primera mitad y Simeone opta por dar descanso a Costa y Griezmann de cara al duelo del Bernabéu

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Los 47.023 trasnochadores que acudieron alWanda Metropolitano tuvieron coartada para abandonar el estadio con antelación y llegar a sus casas sólo unos minutos después de la medianoche. Se acostaron en miércoles pero al menos los que llevaban bufandas rojiblancos lo hicieron esperanzados pensando en el derbi del próximo sábado en el Santiago Bernabéu. Los 600 del Huesca, que aún disfrutan de sus primeros días en la elite, por el momento no están preocupados pero deben saber que hacía mucho tiempo que su rival no vivía una jornada tan sencilla. Decidió el partido sin cometer faltas -Koke hizo la primera y única en el 82'- y teniendo más del 60% de posesión en la primera hora de encuentro. Aunque la diferencia presupuestaria es abismal y no es un equipo de su Liga no puede plantear un duelo tan sonrojantemente fácil ya que apenas cerró por dentro y menos por fuera. El Atlético filtró pelotas entre líneas con demasiada velocidad y facilidad, optando por el primer toque y siendo más vertical que otras noches.

Simeone, que abrazó con alma a Leo Franco, temía que su amigo le planteara una mayor batalla, aunque de inicio hubiese optado por dar descanso a Saúl y Rodrigo pensando en el duelo con el vecino, en el que una derrota le dejaría en una situación complicada para soñar con la Liga en mayo. El canterano Carlos Isaac cumplió como titular, e incluso rozó el gol, y en la primera jugada le dejó claro a Luisinho que iba a por todas. Salieron decididos los locales a finiquitar el asunto y así sucedió.

3 ATLÉTICO

Oblak, Carlos Isaac, Godín, Giménez (Lucas, min.38), Filipe, Thomas, Koke, Lemar, Correa, Diego Costa (Gelson, min.65) y Griezmann (Kalinic, min.53).

0 SD HUESCA

Werner; Miramon, Semedo, Etxeita, Luisinho (Akapo, min.69); Gallar, Musto, Mellero, Ferreiro; Longo (Ávila, min.55), Hernández (Aguilera, min.46).

Goles:
1-0. min. 16, Griezmann. 2-0. min. 30, Thomas. 3-0. min. 33, Koke
Árbitro:
González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó Semedo y Musto.
Incidencias:
Wanda Metropolitano. 47.023 espectadores para la sexta jornada en LaLiga 18-19, de ellos 600 del Huesca. Giménez se marchó del campo lesionado. Juan Aguilera hizo su debut en Primera.

En una buena, y rápida, combinación entre Thomas y Correa, el argentino abrió la bola a Costa, que dentro del área encaró a Werner para ponerla al corazón del área donde Griezmann la embocó mordida a la red. Le viene bien al francés el gol, ya que no ha comenzado bien la campaña. Si lo ha hecho Thomas, que jugando de ancla liberó de trabajo a Koke. El africano, que ya jugó muy bien en Chamartín la pasada campaña, lo probó desde lejos con la izquierda antes de obrar el segundo con la derecha. A 9 metros del área golpeó seco junto al palo imposible para Werner, que jugó ante el equipo al que pertenece porque no hay 'cláusula del miedo'.

Aún estaba tratando de regresar al encuentro el Huesca cuando un pase profundidad de Koke hacia Correa, asociado con Isaac de manera espectacular, que arrancó en posición muy justa en línea buscando la bola por alto, terminó en gol. El gol subió con un minuto de retraso ya que el argentino no estaba en fuera de juego pese a que no llegó a tocar la pelota. Disfrutaba el Metropolitano, en la que se vieron por primera vez tres goles antes del descanso, aunque la lesión de Giménez les robó la sonrisa. El uruguayo está viviendo un gran momento, parece que fue por precaución y veremos si pudiera llegar al derbi.

La segunda mitad fue el momento en el que Simeone optó por dar descanso a Griezmann y Costa pensando en el derbi, optando porque los nuevos Kalinic y Gelson tuviesen minutos ante su hinchada e incluso armasen una buena acción que pudo ser el 4-0. El Huesca mejoró algo en la recta final, no era complicado, mientras la grada cantaba contenta a Griezmann, recordaba a Gabi y pedía pasión para el derbi. Los últimos minutos dejaron una acción extraña de Koke, que se jugó estar en el derbi con un codo al aire que pudo costarle caro con el VAR.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos