Cruel derrota del Sporting B en Pasarón

Isma Aizpiri en un salto. /OPTA
Isma Aizpiri en un salto. / OPTA

El equipo de Samuel Baños cae en la prolongación ante el Pontevedra

OPTA

El Sporting B dejó escapar el triunfo en Pasarón en el tiempo añadido. Los pupilos de Samuel Baños, que comenzaron por delante en el marcador gracias a un gol de Bertín, encajaron el 2-1 en el minuto 96. La derrota, segunda a domicilio, deja al filial con tres puntos de nueve posibles.

El Pontevedra, aspirante a la fase de ascenso, entró bien en el partido. Un incisivo Álvaro Bustos buscaba una y otra vez la portería defendida por Javi Benítez desde la banda derecha. El exjugador de la cantera de Mareo gozó de la primera oportunidad del partido con un disparo desde dentro del área tras recortar a Pelayo Suárez.

Poco después, el propio Bustos volvió a ser el protagonista en una múltiple ocasión del equipo granate. Tras una jugada de Álex González por la izquierda, el balón cruzó de lado a lado el campo para que Bustos conectara un potente disparo al que Javi Benítez respondió de forma inconmensurable con una vistosa parada. Hasta de dos rechaces dispuso el Pontevedra para hacer gol sin encontrar el premio.

2 Pontevedra

Pontevedra: Edu; Nacho López (Santi, min. 31), Víctor Vázquez, Pol Bueso, Álvaro Naveira (Pedro Vázquez, min. 55); Berrocal, Álex Fernández; Álvaro Bustos, Romay (Adighibe, min. 60), Álex González; y Javi Pazos.

1 Sporting

Sporting B: Javi Benítez; Coto, Pelayo Suárez, Villalón, Alberto Espeso; Garci (Gaspar, min. 80), Gragera, Isma, César; Pelayo Morilla y Bertín (Iván, min. 88).

Árbitro:
Vicente Moral (Comité castellanoleonés). Expulsó por tarjeta roja directa a Campillo, del Pontevedra, cuando se encontraba en el banquillo (min. 96). Amonestó a los jugadores locales Nacho López, Javi Pazos, Víctor Vázquez, Álex Fernández y Adighibe y a los visitantes Alberto Espeso y Bertín.
goles:
0-1 Bertín (min. 37). 1-1 Pedro Vázquez (min. 79). 2-1 Álex Fernández (min. 96).

Cuando mejor estaba el conjunto local, el árbitro decretó la parada de hidratación, obligada por el fuerte calor. Luismi Areda, técnico local, aprovechó dicha pausa para retirar del campo a Nacho López, lesionado. Poco después de la reanudación llegó el gol del Sporting B. El filial rojiblanco sacó petróleo de un error en la marca de la defensa rival. Un pase al espacio de César lo aprovechó Bertín para batir a Edu con un disparo raso cruzado.

Las cosas se le complicaron más a los de casa cuando, rondando la hora de juego, Luismi se vio obligado a agotar los cambios por las molestias de Romay. Adighibe entró en su lugar, dando nuevas opciones al juego del Pontevedra, al tener un perfil de nueve más adaptable para el fútbol directo. El propio delantero nigeriano dispuso, a los pocos minutos de entrar, de una buena oportunidad en un balón largo que mandó demasiado desviado.

Los contratiempos dieron empuje al Pontevedra, que se lanzó a por el partido con un juego muy diferente al desplegado durante la primera hora de choque. El desgaste de aguantar el resultado favorable pasó factura al filial, que a falta de poco más de diez minutos para el final encajó el tanto del empate. Pedro Vázquez transformó, solo en el segundo palo, un balón prolongado de cabeza por Adighibe en un centro lateral.

Superado el minuto 90 llegó la remontada. El colegiado señaló ocho minutos de tiempo añadido y, en el sexto, Álex Fernández colocó una falta lateral que nadie acertó a despejar muy cerca de la escuadra izquierda de la portería de Javi Benítez. El tanto llevó a Pasarón al éxtasis y hundió a la escuadra gijonesa.