El Llaranes arrasa en busca del ascenso

La plantilla del Llaranes hace piña antes de comenzar un entrenamiento esta semana. /  OMAR ANTUÑA
La plantilla del Llaranes hace piña antes de comenzar un entrenamiento esta semana. / OMAR ANTUÑA

«Desde el club no se nos exige subir y la presión no existe, pero nosotros salimos cada partido a ganar y sería una ilusión conseguir el título» El regreso de Del Bosque y varios jugadores clave ha catapultado los números del equipo avilesino

SANTY MENOR AVILÉS.

Este año sí. O, al menos, eso es lo que parece después de que en quince partidos, el Llaranes sea líder invicto del grupo 2 de Primera Regional, haya marcado 42 goles, encajado nueve y saque ocho puntos de diferencia al segundo clasificado, el Gozón. Todo hacía indicar en verano que el conjunto granate iba a volver a estar arriba teniendo en cuenta los fichajes realizados, pero la realidad está incluso superando a las expectativas.

Todo comenzó con la marcha de Prendes al Valdesoto y el regreso de Del Bosque al Muro de Zaro para iniciar su segunda etapa y cumplir su cuarta temporada en el Llaranes. «La verdad es que no tenía pensado volver tan pronto. Estaba bien, tranquilo, pero varios jugadores me comentaron que iban a volver, que les apetecía que lo hiciese yo también, los jugadores que se quedaban en el club del año pasado y que yo no conocía también me manifestaron su interés y al final decidí dar el 'sí'. Como os podéis imaginar, no me arrepiento», sonríe el técnico.

Su retorno, por tanto, no se debe a una espinita clavada después de dos ascensos frustrados en el 'play off', en ambas ocasiones con el Pumarín. «Dolió sobre todo la segunda vez, porque conseguimos un buen resultado en la ida y acabamos frustrados en la prórroga del partido de vuelta ante nuestro público. Pero tampoco lo tengo como una espina». Lo que sí demuestran esas dos experiencias es «la importancia de ser primero. En esta categoría hay mucha diferencia entre ser primero jugar el 'play off' y tenemos la ilusión de conseguirlo, pero queda mucho, esto es muy largo y tenemos que salir todos los partidos a por la victoria».

Es la autoexigencia y el nivel de los jugadores lo que lanza al Llaranes, pues «desde el club no nos exigen el ascenso ni nos presionan. El Llaranes es un club humilde, de los más humildes de la categoría, pero dentro de sus posibilidades nos ayudan en todo lo que pueden. Yo me siento como en casa porque me tratan muy bien y nunca se han metido en mis decisiones».

Al final, el fútbol es de los futbolistas y la presencia en el césped de hombres como Bastida, Willy, Dani Suárez o Pablo acaba siendo determinante, y más en Primera Regional. «Es cierto que tenemos mejor plantilla que en las dos ocasiones del 'play off'. Gran parte del equipo habitual y varios jugadores importantes ya estaban en aquellas plantillas, pero esta campaña tenemos más fichas que entonces y más competitividad en cada uno de los puestos. Los entrenamientos son más intensos, de mayor calidad y los jugadores saben que si quieren jugar cada fin de semana tienen que dar su mejor nivel».

Méritos y deméritos

Aunque no quiere levantar los pies del suelo, a Del Bosque le sorprende la clasificación y la racha de su equipo, pues «quizá nos estamos aprovechando de que otros equipos que también partían como favoritos a estar arriba están fallando más. Nosotros todavía no hemos perdido y eso se debe a lo que comentaba, salimos a todos los partidos igual, con el objetivo de ganar, sin especular, y nos están saliendo bien las cosas».

De este modo, «debemos aprovechar esta dinámica y seguir jugando con confianza». Al igual que hicieron frente a un rival directo como el Luarca, ante el que «aunque al final nos apretaron mucho, supimos sufrir y lograr tres puntos que nos permiten estar arriba con ventaja».

 

Fotos

Vídeos