«Soy el primero de mi pueblo en ganar dos Premier», dice el mierense Eduardo Álvarez

Eduardo Álvarez, junto a Silva, con el segundo Premier. /E. C.
Eduardo Álvarez, junto a Silva, con el segundo Premier. / E. C.

«No sabe lo feliz que estoy. Esto es increíble», asegura el asturiano miembro del cuerpo médico del City

A. MENÉNDEZ

El mierense Eduardo Álvarez Gil, fisioterapeuta del Manchester City, se proclamó este domingo por segunda vez consecutiva campeón de la Premier. El asturiano, como ya hiciera la temporada pasada, lo celebró haciendo patria a través de su perfil en Twitter: «Pues, a lo tonto a lo tonto, soy el primero de mi pueblo en ganar dos Premier».

El asturiano no tardó en recibir felicitaciones. «Enhorabuena... Ahora a por la tercera», le animaba uno de sus seguidores. Unas horas más tarde, el asturiano colgó un nuevo mensaje en el que alzaba el trofeo que les acredita como ganadores de la Premier.

Los 'Sky blue' se llevaron la Premier más igualada de la historia, gracias a la victoria (1-4) en Brighton. La victoria del Liverpool de Jurgen Klopp obligó al City a ganar para llegar a los 98 puntos, solo uno más que los 'reds,' que con 97 finalizan como el mejor segundo clasificado de siempre en las grandes Ligas Europeas, superando en un punto al Madrid de Pellegrini de la temporada 2009-2010.

Minutos después de proclamarse campeones de la Premier, todavía en los vestuarios del Brighton, el asturiano atendió a EL COMERCIO, en mitad de la euforia y la celebración. «Esto está siendo la hostia. No sabe la felicidad que tengo. Ha sido emocionante hasta el último segundo», exclamaba. La fiesta del Manchester City no se detenía. «Creo que os voy a tener que colgar. Me vais a tener que disculpar porque es que no se escucha absolutamente nada», explicaba, haciendo un esfuerzo 'extra' por mantener la conversación.

La celebración durará «hoy, mañana y pasado», afirmó, pero después volverá al trabajo porque el próximo sábado tienen por delante la final de la FA CUP ante el Watford. «Ojalá que podamos ganar. Ahora es el momento de disfrutar de la fiesta», se despedía el asturiano, que repite como campeón de la Premier.

La celebración del vestuario 'citizen' se alargó en las instalaciones del Brighton tras la conquista de un campeonato que ha tenido una dificultad máxima hasta el final. «Hemos tenido un rival increíble (Liverpool). Normalmente con 84 o 85 puntos es suficiente para ganar el título», reconoció, por su parte, un feliz Pep Guardiola.