El Navarro prolonga el estado de euforia

La plantilla del Navarro con el entrenador y el presidente en el día después del ascenso, repitiendo el brindis por el éxito conseguido./MARIETA
La plantilla del Navarro con el entrenador y el presidente en el día después del ascenso, repitiendo el brindis por el éxito conseguido. / MARIETA

Los jugadores llevan dos días de celebración y ayer regresaron a Tabiella para un brindis con LA VOZ | Desde el club hacen balance de una temporada redonda y advierten que la Tercera División va a ser «un reto muy difícil para todos»

ALEJANDRO L. JAMBRINA

En Tabiella llevan dos días de fiesta y alegría. Los jugadores del Navarro certificaron su ascenso a la Tercera división el pasado domingo al imponerse (2-0) al Astur en casa, en el que fue uno de los mejores partidos de la temporada a pesar de los nervios y que coincidió en la misma fecha en la que el club descendió por última vez hace ya seis años.

Hasta cinco equipos llegaron a la última jornada con posibilidades de ascender, pero finalmente fueron los chicos dirigidos por Héctor Suárez los que se hicieron con la tercera plaza de la tabla. Desde el domingo las celebraciones no han parado. La noche tras el partido los chicos celebraron la victoria en el campo varias horas y se fueron después de fiesta por el centro de la Avilés. «Era momento de disfrutar y celebrar el cierre de una gran temporada», aseguró ayer Suárez, que se volvió a reunir en Tabiella con sus jugadores y con el presidente, Juan Carlos García, para seguir festejando.

También se aprovechó ayer para hacer un primer balance de una temporada redonda que ha terminado con un ascenso muy merecido. «Siempre lo tuvimos claro y no dudamos de que lo íbamos a conseguir, a pesar de que ha sido una categoría complicada y los demás equipos no nos lo han puesto nada fácil», reconoció el entrenador.

Han sido un total de 33 jornadas en las que el equipo se mantuvo en puestos de ascenso y han logrado ser el mejor local con tan solo una derrota en casa contra el Lenense, «unos logros conseguidos por un equipo joven pero con experiencia, que ha tenido muy claro cual era su juego y que ha entrenado muy bien durante todo el año», aseguró el míster, que no dudaba ayer en alabar el trabajo de sus chicos.

Estos son días de fiesta pero la próxima semana toca sentarse y pensar en el futuro. «A partir de la próxima semana nos sentaremos a hablar y a perfilar el proyecto con el que afrontaremos una nueva categoría que va a ser muy complicada», reconoció el presidente del club. El Navarro se reencuentra con la Tercera «y eso es otro mundo completamente diferente a la Preferente, hay equipos muy sólidos con grandes presupuestos y un recorrido importante», advirtió el míster.

Ahora bien, uno de los principales alicientes de la nueva categoría es volver a enfrentarse al Real Avilés, en un encuentro que los más pequeños no recuerdan pero donde la rivalidad ha sido histórica. «Es cierto que ellos no pasan por su mejor momento pero no dejan de ser un referente en la ciudad y jugar en el Suárez Puerta siempre es especial. Los avilesinos se merecen tener a dos equipos en la categoría», comento el capitán del equipo, Manu Rionda, en la fiesta de ayer.

Gratitud a la afición

Los jugadores comentaban el partido contra el Astur y lo complicada que ha sido el año. También quisieron agradecerle a la afición su apoyo durante toda la temporada. «Se ha notado que volvemos a ilusionar a la gente, la cantera ha crecido mucho e incluso tenemos equipos femeninos. Ahora los niños saltan al campo para abrazarnos o hacerse una foto y eso no ayuda mucho a crecer y a seguir adelante», aseguró Rionda.

Será un verano largo en las oficinas de Tabiella, pero la directiva y los jugadores tienen claro que hay que hacer para ser competitivos el próximo año. «La clave fue cambiar la filosofía de juego y jugar la pelota más al toque, con lo que disfrutamos más y hay pocos equipos que juegan así en Preferente. En Tercera debemos seguir así», reconoció Roscales, otro de los pesos pesados del vestuario. Otra de las claves pasa por empezar bien la temporada «para afianzar la permanencia cuanto antes y hacer un buen juego. En Tercera hay equipos que meten más ritmo y que no dan espacios, así que hay que formar un equipo fuerte», añadieron los jugadores ayer.

Temas

Fútbol