Órdago sportinguista en el feudo del rey de las tablas

El guardameta sportinguista Javi Benítez evita un gol del Marino el pasado miércoles. /  ARNALDO GARCÍA
El guardameta sportinguista Javi Benítez evita un gol del Marino el pasado miércoles. / ARNALDO GARCÍA

El conjunto gijonés tratará de cosechar su primer triunfo a costa de la UD Logroñés, que cuenta sus duelos ligueros por empates

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

Huérfano de victorias en las tres primeras jornadas, el Sporting B pretende poner fin a su sequía esta tarde (18 horas) a costa de la UD Logroñés. Un triunfo en un estadio con aroma a fútbol de élite añejo como Las Gaunas supondría la sutura ideal para los jóvenes rojiblancos tras la derrota sufrida el pasado domingo en el derbi asturiano de filiales que albergó El Molinón.

Los gijoneses necesitan subir la apuesta en el feudo del rey del empate en este inicio de campeonato liguero y lanzan un órdago para tratar de llevarse los tres puntos en un escenario que ya conquistaron en el tramo final de la pasada campaña, cuando protagonizaban un intenso mano a mano con el Mirandés para adueñarse del primer puesto. Al equipo dirigido por José Alberto López, que insta a dejar de echar la vista atrás para evitar las comparaciones con ese grupo que rayó a un nivel competitivo sobresaliente a sus órdenes el pasado curso, le está costando arrancar y el técnico confía en completar un buen encuentro para destapar el potencial de su remozada plantilla.

Se enfrentan en la capital riojana dos conjuntos con el propósito común de inaugurar su casillero de triunfos en el presente campeonato. Los locales han saldado todos sus encuentros ligueros con tablas, mientras que los sportinguistas suman dos empates sin goles y una derrota por la mínima fruto de sus problemas a la hora de generar juego ofensivo, como plasma un balance goleador compuesto por solo un tanto, el firmado por Pedro Díaz en una genialidad en forma de lanzamiento de falta.

Con la única novedad en la convocatoria de Sandoval en detrimento de Bertín, lesionado de nuevo al igual que Mateo Arellano, se esperan cambios en la alineación del joven equipo gijonés, con la posibilidad de retocar el dibujo táctico para contrarrestar a los blanquirrojos, que en su último duelo en Ganzábal mostraron mejor manejo de balón que contundencia en el remate. En la región vinícola española por antonomasia, la renovada cosecha sportinguista espera que su cuarta cata deje un regusto en el paladar más dulce que el de las tres primeras semanas de competición. La cuarta, con doble cita, la ha iniciado con un empate en la ida de las semifinales de Copa Federación que José Alberto empleó para dar minutos a varios juveniles y jugadores menos habituales con el ojo puesto en Las Gaunas. Allí aguardan los logroñeses, reforzados en lo anímico tras avanzar en la Copa del Rey, en la tanda de penaltis tras un empate que hoy se antoja escaso para ambos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos