Pako Ayestarán: "Tendría que estar muerto para rendirme"

La UD Las Palmas agrava su crisis a costa de la derrota ante el Levante por 0-2 en la jornada 12 de LaLiga. Esta ha sido la octava derrota seguida del conjunto canario, sexta bajo los mandos de un Pako Ayestarán que pese a no ganar se mostró confiado y así lo manifestó también el club al ratificarle en el puesto una semana más. "Tendría que estar muerto para rendirme, no nos merecíamos perder", comentaba el técnico guipuzcoano al término del encuentro. Por parte visitante, Juan Ramón López Muñiz se sintió contento por haber hecho un "partido muy completo" y espera seguir en esta línea las próximas jornadas.