«No es un partido más, aunque se jueguen solo tres puntos»

«No es un partido más, aunque se jueguen solo tres puntos»
Saúl Berjón, durante un instante del entrenamiento. / E. ALONSO

Saúl Berjón asegura que el encuentro ante el máximo rival «es como si fuera una final de la Liga de Campeones»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Saúl Berjón es el único ovetense de la plantilla azul. Se crió en las categorías inferiores del Real Oviedo y por ello sabe que el encuentro del próximo domingo ante el Sporting, «no es un partido más, somos conscientes, aunque nos juguemos lo mismo, la gente lo vive más, tu lo vives más y yo encima que soy de aquí imagínate».

El extremo, uno de los capitanes del equipo no oculta que el conjunto gijonés «es el mayor rival del Real Oviedo, es el derbi, el partido que todo el mundo quiere jugar». Por eso, Berjón espera que puedan lograr una victoria para mantener la buena racha de lo que va de año y así «que siga el 2019 igual de bien, sumar tres puntos». Además, entiende que un triunfo haría que la afición siga «contenta con el rendimiento del equipo en los últimos partidos y significaría además una alegría extra».

Saúl reconoce que el último triunfo ante el Nástic les permitirá afrontar el encuentro con mejor ánimo. Además, tiene claro que aunque muchos compañeros debutan en un derbi a domicilio «es una cosa que no hace falta explicar, cuando vas por la calle te dicen cosas, te animan para ganar» y entiende que «son los partidos que quedan grabados para la historia. A lo largo de tu carrera no puedes jugar muchos, son partidos que nunca olvidas».

«El Sporting es muy buen equipo, juegan muy bien y son muy intensos»

Lo que más impresiona es «el ambiente que se vive, es diferente, es un derbi es el mayor rival del Real Oviedo como nosotros somos el suyo», afirmó Saúl Berjón, que destaca que «nos va a animar más gente de lo habitual, estar allí, sentirlo, ver el campo lleno. Es como si fuese una final de la Champions para nosotros, sin ser una final».

En cualquier caso, reconociendo la importancia del duelo y la satisfacción que supondría un triunfo, el extremo advierte de que «si se diese un empate o una derrota hay que seguir pensando en la semana siguiente y seguir la temporada bien». No obstante, quiso dejar claro que «eso no pasa por nuestra cabeza, vamos a intentar ganar, seguir con la dinámica».

El ovetense cree que el partido del domingo no tiene mucho que ver con el de la pasada temporada «habían pasado muchos años que no había ese partido y todo el mundo lo afrontaba con un poco incluso de miedo. A ver que pasaba». Por el contrario, ahora cree que «el equipo va bien, la dinámica es buena y vamos a seguir. Son tres puntos más que igual conseguirnos meternos en 'play off'». En ese sentido, reconoció que estar entre los seis primeros es el reto que se marcan, tras haber logrado la permanencia matemática.

Saúl no ahorra elogios para el Sporting «son muy buen equipo, juegan muy bien, son muy intensos. Hay que superarles en eso, que son nuestras señas de identidad». En lo personal reconoce que está muy bien: «Llevo dos semanas que entrenando me voy encontrando mejor. Es diferente salir de suplente».

El extremo espera volver a estar en el once y como ante el Nástic lograr la victoria por lo que afronta la semana con el objetivo de «seguir trabajando duro e ir ganando en chispa, velocidad, sensaciones», para estar a disposición del entrenador y poder ayudar al equipo.

Síguenos en: