«Pase lo que pase espero una ovación para los chicos»

Lucho Valera en un partido en el Muro de Zaro. /  MARIETA
Lucho Valera en un partido en el Muro de Zaro. / MARIETA

«Todo es posible», dice Lucho Valera sobre las opciones del Stadium, que debe ganar y esperar

SANTY MENOR AVILÉS.

«Es el partido». Con esas tres palabras define Lucho Valera, entrenador del Avilés Stadium, el encuentro entre el conjunto blanquiazul y el Atlético de Lugones que tendrá lugar mañana, a partir de las 17 horas en el Muro de Zaro. Será una tarde de transistores tanto para la lucha por el ascenso como para el descenso, con los blanquiazules en la pelea por jugar en Tercera División la próxima temporada, algo que sería histórico para el joven club.

«Después de 37 jornadas le pido al público que, por respeto a estos chavales y por orgullo de la temporada que han realizado, acudan al campo y les alienten. Después, pase lo que pase, espero que todos se lleven una ovación, los 23 jugadores que nos han ayudado desde la pretemporada», explica el preparador avilesino. Y es que Lucho tiene claro que «en fútbol todo es posible, y no hay más que ver lo que está ocurriendo en esta última Champions».

Para el entrenador del Stadium, llegar a la última jornada con opciones de ascenso directo ya es un éxito. «Cuando tuvimos la racha mala de resultados dije que sólo teníamos que pensar en ganar, ganar y ganar y llegar a los 71 puntos, que era nuestro límite. Llevamos seis victoria seguidas, tenemos 68 y debemos ir a por otros tres más», subraya. «Si después del partido vemos que con 71 puntos no nos ha dado, pues aplaudir a nuestros rivales, felicitarles y ver en qué posición estamos».

En ese sentido, los arrastres por ascensos a Segunda B podrían dar premio en Preferente. «Si somos cuartos esperaremos por un ascenso, si somos quintos por dos, y si no pues a preparar la próxima temporada», pues se da por hecho la renovación del técnico con el club, teniendo en cuenta los resultados y la buena conexión entre el preparador y la directiva stadiumnista.

Elogios al equipo

Lucho se deshace en elogios hacia su plantilla. «Nunca había dirigido a un equipo tan comprometido. Esta temporada estoy disfrutando como un auténtico enano y sólo les pido un último esfuerzo para este último partido, como hacen siempre. Hay que vaciarse, pelear, luchar... y por supuesto jugar bien. No dependemos de nosotros mismos pero nos hemos ganado el soñar en esta última jornada», concluye.