Fútbol internacional

Peter Crouch se retira 'con altura'

Crouch, celebrando un gol con la selección inglesa./Reuters
Crouch, celebrando un gol con la selección inglesa. / Reuters

El delantero cuelga las botas tras más de veinte años de carrera como futbolista

JONAY ANTÓNMadrid

Despedida nostálgica. Todos los que nacieron en la década de los noventa añoran o añoraron alguna vez al 'gigante' Peter Crouch. El atacante inglés anunció su retirada a los 38 años de edad a través de Twitter «Después de pensar mucho este verano, he decidido retirarme del fútbol. Nuestro maravilloso juego me lo ha dado todo» y añadió: «Estoy muy agradecido a todos los que me ayudaron a llegar ahí y estar tanto tiempo».

Sin duda, un delantero que destacaba por su altura de 2,01 metros. Gracias a este detalle, su punto fuerte era el remate de cabeza. Aprovechaba tanto este factor que el espigado delantero tiene la mejor marca como máximo anotador de goles con la testa en la historia de la Premier League con 51 tantos, cuando en 2018 superó al mítico Alan Shearer, que registra 46.

El 'Gigantón' ha pasado por varios equipos icónicos del campeonato inglés como el Tottenham Hotspur, el Liverpool o el Aston Villa, entre otros. Su etapa más conocida fue en el conjunto 'red', donde consiguió los dos únicos títulos de su carrera deportiva, la FA Cup y la Community Shield, siendo pieza fundamental en ambos. Asimismo, en su etapa en el equipo de Anfield, fue subcampeón de Champions League, cuando el Liverpool perdió la final en la temporada 2006-2007 frente al AC Milan.

Además, también se le recuerda con cariño en el actual subcampeón de Europa. Un gol suyo en la última jornada permitió al Tottenham que pudiera disputar la Champions League 2010/2011. Una edición en la que el equipo londinense se enfrentó al Real Madrid de José Mourinho en los cuartos de final. En el partido de ida, Crouch fue expulsado a los quince minutos del encuentro, aspecto que facilitó al Madrid para poder golear el primer duelo.

Con la absoluta inglesa disputó los Mundiales de 2006 y 2010. En el primero fue titular indiscutible haciendo dupla junto a Michael Owen. Ante Trinidad y Tobago consiguió anotar su primer tanto en un torneo internacional de selecciones. En Sudáfrica, prácticamente no tuvo un papel relevante, casi siempre estando en el banquillo. Asimismo, en 42 partidos con la selección marcó un total de 22 goles.

Por otro lado, Crouch dejó para el recuerdo el hecho de ser uno de los pocos jugadores en hacer un 'hat-trick' perfecto, es decir, marcar con la cabeza, con la diestra y con la zurda. Otros aficionados le recordarán porque dejó una de las celebraciones más icónicas del fútbol como es la de simular el baile de un robot.

Con 191 goles, se despide para siempre un delantero único y uno de los jugadores más destacados del fútbol inglés en las dos últimas décadas.