Los pronósticos de Bilic y Michu

Los pronósticos de Bilic y Michu
MATE BILIC Y MICHU

'Cabeza fría'; por Mate Bili Bilic

No he tenido la suerte de vivir un derbi con el Sporting y me habría gustado de verdad estar en El Molinón en un partido como el de este domingo, aunque he tenido la fortuna de experimentar situaciones increíbles en Gijón. No las olvidaré nunca porque forman una parte muy importante de mi vida.

El de este domingo creo que es un partido muy importante para los dos equipos: Sporting y Oviedo. Uno porque puede dar la vuelta a una situación que era muy complicada hace tres semanas y entrar en la pelea en el tramo definitivo. El otro porque se puede acercar más a ese 'play off'.

Por lo que he visto, los dos llegan en su mejor momento. El Sporting, que ha ganado los tres últimos partidos y al que no pierdo de vista, viene de una victoria en Córdoba. El Oviedo, de ganar en casa al Nástic. El que pierda va a quedar muy tocado porque se juegan mucho y faltan pocas jornadas para la conclusión de una competición igualada. El que gane, todo lo contrario. Saldrá muy reforzado.

Obviamente, me tira el corazón. Quiero que gane el Sporting mañana. No tengo ninguna duda. Lo deseo y creo que lo va a conseguir. Espero que el Sporting haga un buen partido y logre la victoria. Y ver a El Molinón de los grandes momentos.

Sería importansísimo y un golpe sobre la mesa en toda regla delante de la afición en un momento clave. Hay que dejarlo todo. No pensar en el pasado, nadie, sino en el presente y en esta oportunidad. El equipo no puede jugar al empate.

Hay que salir a ganar, porque El Molinón se lo va a exigir, pero con cabeza fría. Incluso diría, a riesgo de ser impopular, que sería interesante que el Oviedo tuviera bastante el balón. Creo que se le podría hacer mucho daño.

Por lo demás, creo que se verá un partido igualado y disputado, poco vistoso, porque los dos equipos van a salir muy fuertes. Espero que el más fuerte sea el Sporting. Es el partido más importante del año y hay que estar a la altura. ¡Puxa Sporting!

'Pequeños detalles'; por Michu

Un derbi siempre es especial para cualquier futbolista, si además juega el equipo del que eres desde pequeño se convierte en algo indescriptible. No tuve la fortuna de disputar un derbi asturiano en el fútbol profesional, pero si los he jugado en categorías inferiores y un amistoso en el Trofeo Principado, en el que fui expulsado en el primer tiempo. Guardo mejor recuerdo de una victoria 0-1 en División de Honor juvenil en la Escuela de Fútbol de Mareo.

El próximo domingo lo viviré como aficionado, con la esperanza de que gane el Real Oviedo y eso le sirva como empujón para meterse entre los seis primeros. Los pronósticos siempre son difíciles, porque a las características singulares de un derbi, se suma la gran igualdad de la categoría en la que cualquiera puede ganar a cualquiera.La presión del partido de El Molinón parece que cae más del lado de los gijoneses, ya que en caso de derrota les podría hacer perder el tren del 'play off'.

En la primera vuelta tuve la fortuna de ver el partido a pie de campo y pude comprobar la intensidad con que se vive un partido como este. Por eso, el equipo que sea capaz de mantener la calma y ser más fiel a lo que viene haciendo a lo largo de toda la temporada cuenta con una pequeña ventaja. En cualquier caso, será un encuentro que se decidirá por pequeños detalles.

Reconozco que tengo envidia sana a los jugadores azules que van a estar el domingo en El Molinón, ya que se trata de un partido que siempre gusta jugar a un oviedista como yo. Son partidos para jugadores importantes, en el caso del equipo carbayón confío en que Saúl Berjón sea clave, ya que por su calidad es un futbolista capaz de liderar el juego del equipo.

Es difícil hacer un pronóstico de lo que puede suceder y casi siempre los marcadores son ajustados, con empates o victorias por la mínima. Los detalles siempre marcan los partidos en esta categoría y más en un partido de la máxima rivalidad en los que la tensión está a flor de piel.

En definitiva, lo primero que espero es que sea una fiesta del fútbol, que no haya ningún tipo de incidente y triunfe la deportividad entre las aficiones.

Más información