Malta, sinónimo de gol para una España nostálgica

Luis Enrique sigue el desarrollo del encuentro en la última cita de la Selección en Valencia. /  EFE
Luis Enrique sigue el desarrollo del encuentro en la última cita de la Selección en Valencia. / EFE

La Selección busca un triunfo de camino a la Euro 2020 y optimizar su buen juego ante un país vinculado a la gesta inolvidable de 1983

RODRIGO ERRASTI LA VALETA.

Superada la batalla física con Noruega el sábado, España comparece en Malta. Una isla turística soleada del Mediterráneo para la población mundial, pero cuyo nombre está vinculado a la gesta que marcó a una generación de españoles acostumbrados a ver a su selección fracasar, a un partido «icónico, único y mítico», como reconoció Luis Enrique en Mestalla. Aquel 12-1 de diciembre de 1983 fue durante muchos años el mejor recuerdo de La Roja hasta que en 2008 se inició una época gloriosa de fútbol que mantuvo a España en el cielo mundial. Después de tres tortazos consecutivos en las fases finales en los últimos cuatro años ahora España está iniciando una nueva etapa que le permita volver a ilusionar a una afición cortoplacista y que ve ahora mismo algo lejos la Euro 2020.

El seleccionador está metido de lleno en completar la «evolución» necesaria para conseguir otro bloque ganador que incluso mantiene a algún superviviente de esa etapa más gloriosa que insiste necesitamos dejar atrás. Ante Noruega el equipo brilló, pero tuvo más juego que acierto. Adoleció de puntería. Por el momento lleva una media goleadora de 2,7 por encuentro, para optimizar las claras ocasiones generadas. Sólo nueve de sus 24 remates fueron entre los tres palos y dos terminaron en gol, uno gracias al acierto desde los once metros de Sergio Ramos. Llama la atención que el máximo anotador de esta nueva época sea el capitán, con cinco goles en los últimos cinco duelos que le han coronado como decimosegundo anotador histórico, con 18 goles en 162 encuentros, y que le siga Rodrigo Moreno con tres. El valencianista fue titular en Mestalla con Morata y funcionaron bien intercambiando posiciones para generar espacios, con Asensio completando el tridente del 4-3-3.

Luis Enrique cree que el acierto se incrementará siempre que su equipo, el tercero que más disparó a puerta en la primera jornada de la clasificación para la Euro 2020, mantenga la intensidad. Ya anunció cambios respecto al sábado. Canales y Muniain podrían dar refresco en zonas de mucho desgaste. Desea llegar mucho y a ser posible también por bandas. Esa fue la razón de que citara hasta tres laterales zurdos en el equipo, ya que considera que alguno de ellos puede actuar como extremo para castigar aún más a los laterales rivales. Y esa fue la razón de la vuelta de Navas. Le preocupa saber contrarrestar el juego directo del rival y los balones aéreos, no transmitir inseguridad en esas situaciones que considera se evitan teniendo un control superior de la pelota en los momentos más igualados de los encuentros.

Malta, que casi 13 años después volvió a ganar un partido clasificatorio para la Eurocopa ante Islas Feroe, se antoja como la rival más débil del Grupo F. En una jornada ya ha logrado su objetivo marcado: ganar un encuentro. Históricamente su nivel sólo le ha servido para plantar una vez cara a España, que le ha marcado 28 goles. Fue siete meses antes del histórico 12-1 de Sevilla, un duelo considerado amañado en Holanda.

Otro Bonello bajo palos

En la última, como en el histórico 12-1 del que hace unos meses se lanzó una acusación de supuesto dopaje español e intoxicación maltesa, estaba bajo palos John Bonello, conocido por haber dicho que no volvería a su país si recibía 11 goles y que años después bromeó con ser el amigo ideal de los españoles en una campaña publicitaria de cervezas. Ahora su hijo Henry es el actual guardameta de la selección y detuvo un penalti decisivo a Hendriksson para el triunfo local.

Tanto Malta, como España y Suecia, se impusieron en la primera jornada del grupo por 2-1 a Islas Feroe, Noruega y Rumanía, respectivamente. Ahora que se habla de falta de acierto anotador, la selección se mide al rival al que más duramente castigó. Casualidades de la vida.

Más