«Quini estaría orgulloso de que tratemos de unir en vez de dividir»

El canterano oviedista Juan Mata recibió junto a la Escuela de Fútbol de Mareo los primeros premios del exariete a los valores en el deporte

I. ÁLVAREZGIJÓN.

Figura de consenso por antonomasia entre sportinguistas y oviedistas, respetado por ambas aficiones, el legado de Quini se plasmó anoche en La Laboral. Allí, durante la primera gala de los premios impulsados por la Federación Española para distinguir en su nombre los valores en el deporte, cruzaron felicitaciones un orgulloso canterano azul como Juan Mata y la Escuela de Fútbol de Mareo, encargados de inaugurar el palmarés de unos galardones que nacen «con una vocación de permanencia» y la ambición de adquirir una dimensión «universal», como aseguró Luis Rubiales.

«Es un placer que yo, aficionado del Oviedo, y Mareo recibamos el premio a la vez. Quini estaría orgulloso de ello, de que tratemos de unir en vez de dividir, de que el fútbol asturiano vaya para arriba», afirmó Mata tras recoger el premio, diseñado con la complicidad de Lorena, la hija del legendario ariete. El mediapunta del Manchester United, que sigue la senda de altruismo del 'Brujo' al poner en marcha el movimiento de 'Common Goal' por el que los futbolistas donan el 1% de su salario para fines solidarios, fue testigo de un breve acercamiento entre los dirigentes de ambos clubes, un saludo afectuoso entre su primo David, gerente de la entidad carbayona, y el vicepresidente sportinguista, Javier Martínez.

«Quini es un hombre bueno, honesto, cercano y generoso. Son valores con los que la Federación Española quiere identificarse y estos premios tratan de resaltar lo mejor de un ser humano excepcional», afirmó Rubiales, que hizo hincapié en ese tiempo presente al referirse a la leyenda rojiblanca con la voz tocada «por la emoción de estos días en Asturias». Ante la mirada de varios exfutbolistas internacionales como Luque, Dani García Lara y Montse Tomé, los familiares de Quini y la plana mayor de la Federación Española y de la Territorial, el máximo mandatario del fútbol español también tuvo palabras de elogio para la Escuela de Mareo, distinguida en su vertiente regional. Recogió el galardón Javier Martínez, que tuvo un recuerdo para Luis Enrique, al que envió «un abrazo muy fuerte y el cariño de todo el sportinguismo».