Sergio: "No sé si el premio es merecido, pero lo hemos trabajado"

El Betis no pudo arrancar la liga con una victoria ante su afición, pero sí dejó buenas sensaciones en el Benito Villamarín. Los verdiblancos lo dieron todo a pesar de ir remando contracorriente todo el choque con un jugador menos. El Valladolid, por su parte, hizo los deberes y cerró un duelo peligroso (1-2). En la rueda de prensa tras el partido, el entrenador del Betis, Rubi, reconoció que sus jugadores se habían vaciado y que anímicamente el equipo se va fastidiado. Por su parte, el técnico del Valladolid, Sergio González, puso en valor la victoria de los suyos y dejó claro que a pesar de haber estado al límite, los pucelanos trabajaron para llevarse los tres puntos. -Redacción-