El Sporting ata a los juveniles Mecerreyes y Pablo García

El mediocentro y el lateral renuevan por tres temporadas con el filial, con opción a una cuarta y tres más en el primer equipo

IVÁN ÁLVAREZ

El Sporting B continúa perfilando su plantilla de cara a la próxima temporada, que supondrá el salto a la categoría de bronce del fútbol nacional de la prometedora generación rojiblanca del 2000. Dos integrantes de ella, Javi Mecerreyes y Pablo García, han rubricado su continuidad en el club gijonés después de terminar sus respectivas etapas como juveniles y han alcanzado un acuerdo para ligarse al filial las tres próximas campañas.

En ambos casos, el acuerdo contempla la posibilidad de que se extienda a un cuarto curso, con la opción de extenderlo tres años más ya en el primer equipo. Mecerreyes, que llegó a Mareo en 2013 procedente del Quirinal, ha sido titular indiscutible en el juvenil rojiblanco de División de Honor las dos últimas temporadas y durante el recién concluido curso ha estado en la dinámica de trabajo del Sporting B durante la semana a las órdenes de Manolo Sánchez Murias, al igual que Pablo García.

El lateral izquierdo gijonés, que ha escalado todos los peldaños de la cantera sportinguista desde que llegó al Alevín B del Xeitosa, ha sido indiscutible tanto para Isma Piñera como para Sergio Sánchez en el carril zurdo de la zaga del primer juvenil rojiblanco. Tanto él como Mecerreyes han tenido protagonismo en el título liguero cosechado en 2018, dentro de una campaña en la que disputaron la final de la Copa de Campeones en tierras manchegas. Este curso han aumentado su relevancia en los esquemas de un equipo que repitió presencia en la Copa del Rey, en la que el Espanyol le cerró el paso.