FÚTBOL | SEGUNDA B

Los vehementes estrategas del derbi

Javi Rozada logró el ascenso con el Oviedo B el pasado curso. /  E. ALONSO
Javi Rozada logró el ascenso con el Oviedo B el pasado curso. / E. ALONSO

Los técnicos de los filiales del Sporting y el Oviedo, últimos campeones de la Tercera asturiana, libran mañana su primer pulso táctico en Segunda BJosé Alberto y Rozada, admiradores del estilo de Marcelino, se enfrentan en El Molinón

IVÁN ÁLVAREZ GIJÓN.

Abanderados del salto competitivo protagonizado por los filiales del Sporting y el Oviedo desde que se pusieron al frente de ellos, José Alberto López y Javi Rozada gestan en sus pizarras el desarrollo del derbi de mañana en El Molinón (los abonados rojiblancos, al igual que los juniors, tendrán entrada libre; las localidades para el resto serán de quince euros). Un duelo que regresa a la categoría de bronce por el brillante bagaje de resultados de ambos entrenadores, los dos últimos reyes de la Tercera.

Nacidos en 1982, un año histórico en España para un deporte que a ambos les apasiona, ese punto de partida vital es uno de los rasgos comunes entre los entrenadores del Sporting B y el Vetusta, que comparten admiración por el estilo de Marcelino García Toral y ese temperamento impetuoso en el desarrollo de los partidos que muestra el de Careñes. Un carácter que dispara sus pulsaciones cada vez que el árbitro hace sonar su silbato y el balón echa a rodar.

«La forma de sentir el fútbol de ambos es muy parecida», apunta Javier Castaño, que conoce en profundidad a los estrategas del choque a orillas del Piles. Con el sportinguista convivió semanalmente durante su etapa en la Escuela de Fútbol de Mareo al frente del equipo cadete del club gijonés y con el oviedista compartió vestuario en Les Caleyes dos temporadas. La primera, a sus órdenes en Tercera, coronada con el primero de los dos ascensos que jalonan el palmarés del técnico carbayón. La segunda ya como su mano derecha, dentro del cuerpo técnico que guió al Lealtad a celebrar una inédita permanencia en Segunda B.

«Los equipos a los que entrena siempre son muy intensos porque él lo exige. Desde el primer minuto del entrenamiento hasta el último está muy encima del jugador para que dé el máximo», describe sobre el pilar del método de Rozada el entrenador del Alcázar juvenil, que apostilla que ese atributo también lo plasma en sus equipos José Alberto, que «lo mira todo con lupa». «Es quizás más minucioso con el detalle», abunda el exmediocentro en el análisis de los dos jóvenes preparadores, que lograron convertir a sus conjuntos en los menos goleados de Tercera División las dos últimas campañas sin mermar una prolífica producción ofensiva.

«Su pensamiento es dejar la portería a cero y a partir de ahí ganar el partido. Es verdad que con balón son capaces de llevar la iniciativa, pero siempre con esa solidez», expone Castaño sobre esa mezcla de verticalidad y generosidad en el esfuerzo que promulgan ambos filiales, que cruzaron sus caminos la pasada temporada en la fase de grupos de la Copa Federación. En la doble cita en El Requexón y en Mareo, los gijoneses se impusieron por la mínima.

Castaño, que observa el duelo de mañana «muy igualado» y augura «un partido de pocos goles» en el que cobra especial relevancia el valor de inaugurar el marcador, fue testigo desde la medular del único precedente liguero entre ambos entrenadores. Un choque disputado el 23 de febrero de 2014 que se saldó con empate (3-3) en el Juan Antonio Álvarez Rabanal, el feudo de un Covadonga que ejerció como cuna para el inquilino del banquillo del filial azul y trampolín para el del rojiblanco, que se estrenó en Tercera al mando del conjunto ovetense en su paréntesis dentro del engranaje de Mareo.

Como Rozada en el Lealtad, ganó experiencia para rentabilizarla cuando recibió la oportunidad de ocupar la cúspide de la cantera rojiblanca. El oviedista, licenciado en derecho, trata de imponer su código en la tercera campaña en Segunda B, mientras José Alberto, con experiencia en el almacén de Ikea, se afana en acelerar la construcción de su renovado equipo a las puertas de un derbi a puro nervio desde el banquillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos