https://static.elcomercio.es/www/menu/img/deportes-golf-desktop.jpg

El torneo mantiene vivo el recuerdo de Celia Barquín

Una jugadora muestra la chapa con las iniciales de Celia Barquín que lució durante el torneo en La Barganiza. /  IMANOL RIMADA
Una jugadora muestra la chapa con las iniciales de Celia Barquín que lució durante el torneo en La Barganiza. / IMANOL RIMADA

C. S. GIJÓN.

El Trofeo EL COMERCIO-ABANCA llegó a La Barganiza para celebrar la segunda prueba de su fase previa y, del mismo modo, recordar la figura de Celia Barquín, la joven golfista de Municipal de Llanes asesinada hace algunos meses mientras se entrenaba en una universidad en Estados Unidos.

El golf asturiano sigue viviendo su luto, pero la recuerda como si siguiese defendiendo los colores de la federación asturiana en los campos de todo el mundo, a donde le acompañaba la Cruz de la Victoria, que siempre portaba como símbolo de su identificación con la región.

El trofeo que organiza este periódico ha sido el primero en sumarse a la iniciativa de la Federación de Golf del Principado para mantener viva su memoria. Ayer, en el 'starter' del torneo se entregó una chapa con sus iniciales a cada participante, que portaron durante su recorrido en el Trofeo EL COMERCIO-ABANCA.