Craviotto, abanderado español en Tokio 2020

Saúl Craviotto, abanderado español en Tokio 2020

La nominación está pendiente de que el piragüista afincado en Gijón consiga la clasificación

José Ángel García
JOSÉ ÁNGEL GARCÍAGijón

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, confirmó este mediodía que el piragüista Saúl Craviotto, si se clasifica, será el abanderado de España en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya que el COE tiene una norma que exige dar ese honor al deportista más laureado y «no hay nadie que tenga dos oros, una plata y un bronce».

«El criterio es quien tenga más medallas de oro, en caso de empate de plata, luego de bronce y finalmente número de participaciones olímpicas», explicó Blanco en los Desayunos Deportivos de Europa Press, patrocinados por Liberbank, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) y Repsol.

«Cuando tengamos todo el equipo olímpico no hará falta pensar, solo mirar quién tiene más medallas», añadió el presidente del COE, recordando que «si Saúl va a los Juegos de Tokyo», algo que él desea «firmemente», no hay ningún otro deportista español que tenga «dos oros, una plata y un bronce».

«Esa es la norma y está aceptada por todos los deportistas. Flaco favor nos haríamos si ponemos al más famoso en vez de al que tiene más méritos», advirtió, subrayando de que «los Juegos son el único momento en el que todos los deportistas son iguales», un evento donde «los más famosos conviven con otros que no tienen tanta popularidad». «Lo lógico es pensar en los que mejores resultados olímpicos tienen», concluyó.

Craviotto, afincado en Gijón con su familia y de 34 años, ya ha confirmado su intención de ir a por un tercer oro olímpico en Tokio. El leridano ganó sendos oros en Pekín 08 y Río 16, a lo que suma una plata en Londres 12 y un bronce en Rio 16. Por su parte, la nadadora Mireia Belmonte, que había mostrado su ilusión por ser abanderada, también tiene cuatro medallas olímpicas, pero en su caso son un oro, dos platas y un bronce. Quien finalmente porte la bandera española en la capital nipona sucederá al tenista Rafa Nadal, que tuvo ese honor en Río de Janeiro.