La Travesera de Picos, en el aire

Participantes en la carrera de montaña 'Travesera Integral Picos de Europa' en 2014. /
Participantes en la carrera de montaña 'Travesera Integral Picos de Europa' en 2014.

Los nuevos requisitos impuestos por el Parque hacen peligrar la disputa de la prueba

A. INGUANZO / B. P. BLANCO

El futuro de la carrera de montaña Travesera Integral Picos de Europa y su versión reducida, la Traveserina, está en el aire. La prueba está considerada como la carrera de montaña referente en la Cordillera Cantábrica y su celebración estaba fijada para el 11 de junio. Ayer mismo la organización decidía aplazar las inscripciones para ambas pruebas «hasta nuevo aviso». El motivo no es otro que las noticias recibidas por parte de la Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa que, durante la celebración de la última Comisión de Gestión, aprobó una serie de condiciones a aplicar de forma provisional hasta la aprobación del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del espacio protegido.

Dentro de estas nuevas condiciones se indica, entre otras cuestiones, la prohibición de realizar competiciones deportivas durante la noche o la imposibilidad de que concurra en la misma jornada la celebración de dos pruebas. Ambas son características principales de la Travesera. Se trata de una carrera de 74 kilómetros de recorrido y un desnivel acumulado de 13.145 metros que discurre dentro de territorio de los Picos. Es una prueba en línea en régimen de semi-autonomía. En pasadas ediciones han tomado la salida unos 350 participantes a los que hay que sumar más de 200 que lo hicieron en la Traveserina. La prueba reina tiene salida a la medianoche, desde El Repelao (Cangas de Onís) y llegada a Arenas de Cabrales. El récord masculino está fijado en 10 horas, 41 minutos, 15 segundos. Su autor fue Manuel Merillas Moledo en la pasada edición, pero el tiempo máximo es de 21 horas.

Entre las nuevas exigencias del área protegida se prohiben los recorridos por encima de los 1.900 metros; se marcan fechas en las no estará permitido hacer carreras, como Semana Santa o en el periodo comprendido entre el 1 de julio al 31 de agosto o los puentes festivos; se restringen también los trazados múltiples de una misma prueba; y, entre otros aspectos, los organizadores deberán garantizar y justificar el adecuado aleccionamiento de participantes y público en los valores y el respeto del entorno.

Pero es quizá uno de los puntos que más llama la atención la obligación de presentar una memoria técnica que, entre otras cuestiones, debe constar de una descripción pormenorizada del trazado con cartografía de suficiente detalle, un informe ambiental que incluya un inventario de variables ambientales y posibles medidas correctoras, un documento sobre los efectos sobre el hábitat y las especies de cara a la evaluación de efectos o un plan de seguimiento ambiental de la carrera durante el desarrollo de la misma y después de su celebración. Finalmente, entre los 14 nuevos requisitos, se añade también el pago de una fianza proporcionada a la magnitud de los riesgos esperables y al coste de su reparación.

Peligro para el territorio

Desde el Parque Nacional, Agustín Santori advirtió por correo electrónico a la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias (Fempa) de que «el incremento de carreras es tal que está suponiendo una amenaza seria para poder garantizar la conservación de este parque» e indicó que se trata de criterios «no negociables». Para la Travesera ha sido un mazazo y a través de un comunicado urgente la organización ha dejado claro su deseo de «conseguir sacarla adelante sin desvirtuar las dos pruebas».

Al paso de esta situación se pronunciaba también el Ayuntamiento de Cabrales, evidenciando su malestar por haberse tenido que enterar de los cambios «a través de la Fempa y no de la Dirección del Parque de Picos». La edil Elena Martínez recuerda que «estas pruebas deportivas repercuten positivamente en la economía del concejo» y adelanta que pedirá «el apoyo del Principado» y hará todo lo que esté en su mano para conseguir «una rectificación». Por su parte del alcalde, Francisco González, expresó su sorpresa ante estas novedades y confesó que «sabíamos que querían cambiar las normas pero pensábamos que la Travesera de este año no se iba a tocar».

En Cangas de Onís el director del Patronato Deportivo Municipal, José María Prieto, valora que «la Travesesa, o la enfocan solo a la élite o la solución va a ser complicada». «La prueba cruza los tres macizos y hay gente que invierte más de 20 horas. Aunque se pueda iniciar a las cinco de la madrugada y terminar a las once de la noche, lo veo muy justo», sostiene.