El orgullo del Hostelcur conquista la OK Liga

María Fernández ‘Pulgui’, entrenadora del Hostelcur, descorcha una botella de champán mientras sus jugadoras se abrazan al finalizar el encuentro. /
María Fernández ‘Pulgui’, entrenadora del Hostelcur, descorcha una botella de champán mientras sus jugadoras se abrazan al finalizar el encuentro.

El equipo gijonés goleó al Bigues i Riells para celebrar el título con su afición, que llenó el pabellón de Mata-Jove

VÍCTOR ROBLEDO GIJÓN.

La tarde comenzó con cierto ambiente festivo en el pabellón de Mata-Jove, que registró un lleno propio de las grandes citas. Nada más saltar a la cancha, las jugadoras del Hostelcur dedicaron a su afición el trofeo al mejor club de Asturias que recibieron hace algo más de dos semanas en la gala del deporte asturiano, celebrada en el Teatro Campoamor. Luego, todo siguió el guión previsto: el equipo de La Calzada, empujado por el ambiente, derrotó al Bigues i Riells y certificó así el segundo título liguero de su historia, tras el conquistado en la temporada 2008-2009.

Hubo, sin embargo, unos minutos en que el día soñado pareció correr peligro. Nada más comenzar el partido, Peke no pudo aprovechar un penalti para abrir el marcador. El Bigues i Riells, bien plantado en la cancha, aprovechaba la euforia ofensiva de las de Pulgui para lanzar peligrosos contragolpes que dieron más de un susto al público local. Mediada la primera parte, las catalanas pudieron ponerse por delante con un lanzamiento al larguero. La propia Peke dio la réplica en la jugada inmediata con una acción similar, pero en el minuto 14, el Bigues i Riells pasó del aviso al golpe con un buen gol de Marta, tras un disparo lejano.

El Hostelcur estuvo a punto de igualar el partido en la jugada posterior, pero el árbitro anuló el gol de Peke. Con el público protestando aún la decisión, y cuando parecía que se llegaría al descanso con ventaja para el equipo catalán, el Hostelcur logró empatar por medio de Casarramona.

La segunda parte fue muy distinta a la primera. El Hostelcur dominó la pelota en campo contrario y apenas permitió al Bigues i Riells asomarse a la portería de Elena Lolo. Las de Pulgui ponían a prueba una y otra vez a su excompañera Christina Klein, meta de las catalanas, cuya buena actuación permitió a su equipo mantenerse vivo en el partido hasta mediada la segunda mitad.

Fue en ese momento cuando se desató todo el caudal ofensivo del Hostelcur, que encontró toda la efectividad de la que adoleció hasta entonces. En el minuto 7, Peke anotó el segundo gol para las gijonesas tras una gran acción individual. Elena Lolo desbarató a continuación dos buenas ocasiones del Bigues i Riells para volver a empatar y Alba abrió la brecha en el minuto 11 al anotar el tercero. Con esa ventaja, el público de Mata-Jove se encendió aún más para alentar a sus jugadoras. Cada aproximación a la portería del equipo catalán era una excusa para ponerse en pie.

El tiempo muerto solicitado por Pulgui a siete minutos del final sirvió para aclarar las últimas ideas en el Hostelcur, que afrontó el tramo decisivo como un ciclón en ataque y con enorme seguridad en el aspecto defensivo. De regreso a la cancha, Casarramona anotó el segundo gol de su cuenta particular para poner el 4-1 en el marcador.

El pabellón entró entonces en estado de ebullición. Los aficionados más animados incluso se animaron a hacer la ola. Entre gritos de '¡campeonas, campeonas!' llegó el último gol del Hostelcur, obra de Marta. Todas las jugadoras, incluida la meta Elena Lolo, formaron una piña alrededor de su compañera para celebrarlo. Sabían que la segunda OK Liga de su historia ya no se iba a escapar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos