El Sella se destaca en una jornada con pocas capturas

El pescador Manuel Granda devuelve un salmón de más de 75 centímetros a las aguas del Narcea. /
El pescador Manuel Granda devuelve un salmón de más de 75 centímetros a las aguas del Narcea.

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

El inicio del periodo de la temporada con restricciones en la pesca de salmón se saldó con fortuna dispar en los ríos asturianos. El Sella, con cinco ejemplares, fue la nota más positiva de una jornada mala en cuanto a capturas.

De entre los salmones echados a tierra en el Sella destacó el capturado por Alfonso Collado López, de Talavero, con 3,700 kilogramos de peso. En 3,600 kilogramos se quedó el pescado por José Armando Devesa Piñera, de Ceceda, mientras que Ismael Gómez Estrada, de Infiesto, sacó un salmón de 2,200 kilos. Otros dos deportistas cerraron la jornada con ejemplares de 1,600 y 1,800 kilogramos, respectivamente.

En el Narcea, Enrique Díaz Barbón capturó una pieza de 3,070 kilogramos, y Manuel Fernández, de Gijón, echó a tierra un ejemplar de 3,600 kilos. En el Cares, la jornada transcurrió sin capturas.

Con los de ayer son ya 333 los salmones pescados en los ríos asturianos. El Narcea lidera la clasificación con 168 piezas, seguido del Sella (83), el Cares (41), el Eo (31) y el Esva (10).