NATACIÓN

Aroa Silva impone su ley en la Travesía Musel-Gijón

Aroa Silva y Hugo Sánchez, los vencedores. /  JOAQUÍN PAÑEDA
Aroa Silva y Hugo Sánchez, los vencedores. / JOAQUÍN PAÑEDA

La olayista repitió el triunfo de 2018, con Hugo Sánchez como campeón masculino, en una edición acortada por un informe de la Comandancia Marítima

J. L. C.GIJÓN.

Aroa Silva exhibió su gran fortaleza en la 65 edición de la Travesía Musel-Gijón, que tuvo una participación de 105 nadadores. La componente del Santa Olaya venció con comodidad a sus más directos rivales y detuvo el crono en 28.04 minutos. Cabe señalar que la olayista está realizando una sensacional temporada veraniega. Se impuso recientemente en Candás y hace solo unos días volvió a ser la mejor en Ribadesella, tanto en la travesía como en el descenso riosellano, donde batió con autoridad a los mejores especialistas.

La segunda posición en la clasificación general y a su vez el primer puesto en categoría masculina correspondió al independiente Hugo Sánchez, que hizo 40 segundos más que la campeona. Tras él, con un tiempo de 28.54 minutos, entró el que fuera olímpico Kimbo Vallejo, mientras que Alba Fernández, del Club Natación Oviedo, acreditó un crono de 29.38 segundos, siendo la segunda clasificada en la categoría femenina. El podio en hombres lo cerró Pablo Alonso, que paró el reloj en 29.44 minutos, mientras que el último lugar en el cajón para las mujeres fue para la mierense María Fernández Bagues, del Manuel Llaneza con un tiempo de 31.40 minutos.

Aroa Silva describió al final de la tradicional prueba gijonesa que «tuve una salida muy buena y marqué muy bien el ritmo desde el principio, por lo que el pequeño grupo que me seguía no me alcanzó». La olayista se mostró feliz por ganar de nuevo como lo hizo el año pasado y explicó que esta modalidad de aguas abiertas «me gusta mucho».

Por su parte, Hugo Sánchez, campeón masculino, reconoció que «fue complicado seguir a Aroa, porque no dio opciones desde la salida». Y sobre su victoria en hombres comentó que «la clave fue que seguí muy bien a Kimbo, que es todo un experto en este tipo de pruebas, y cuando llegué al Puerto Deportivo decidí atacar y me salió bien».

Mientras, el veterano Kimbo Vallejo, que ganó este verano la Travesía de San Pedro, dijo que «la fuerte salida de Aroa marcó la prueba y luego un grupo de nadadores intentamos seguirla, pero no aguantamos su ritmo». «Hugo -prosiguió- llegó al Puerto y conmigo y estuvo más rápido para quedarse con la segunda plaza».

La prueba acortó el recorrido por un informe de la Comandancia Martíma. Pasó de los 3.800 metros, con salida del Muelle del Rendiello, a los poco más de 2.300 metros, con salida del Muelle Moliner. La mayor parte de los participantes y la organización, a cargo del Club Natación Gijón, esperan que en la próxima edición recupere el recorrido tradicional. No obstante, la ganadora Aroa Silva dijo que con el trazado más corto «la prueba gana en seguridad».

A las seis de esta tarde se disputará la Travesía de Poniente, englobada dentro del Circuito Asturiano, que organiza el citado club gijonés que preside Ángel González, mientras que el domingo, a la misma hora, se celebrará la Travesía Playa de Poniente, otra de las clásicas veraniegas.